Natalidad

“Nacen menos niños que durante las grandes pestes”

España perdió 404.619 habitantes en 2013, según el padrón. ¿El mayor descenso demográfico en un año desde las epidemias medievales de peste? Miramos hacia el norte en busca de medidas efectivas para aumentar la natalidad.

“Nacen menos niños que durante las grandes pestes”

Las actuales cifras de población marcan tres hitos históricos: la mayor pérdida de población desde las grandes pestes, que hay menos bebés en España ahora que en el siglo XVIII y que en algunas provincias la media de edad ha sobrepasado los 50 años.

Tras 30 años de caída abrupta de la tasa de natalidad en España entre 1977 y 1998, se produce un cierto repunte hasta 2008, debido casi en exclusiva a la aportación en nacimientos de los inmigrantes llegados poco antes a España. A partir de 2009 se produce una nueva caída, tras el cese de la llegada masiva de inmigrantes, el hecho de que hay cada vez menos mujeres españolas en edad fértil, y la crisis económica. La tasa de natalidad actual es incluso peor que la que hubo durante la guerra civil y la posguerra.

En el conjunto de España, y en la mayoría de las comunidades autónomas como Asturias, Aragón, Cantabria o Extremadura, mueren más españoles de los que nacen. Murcia, Madrid y Baleares son las comunidades con más nacimientos. Los expertos como el máximo responsable de la Fundación Renacimiento Demográfico, Alejandro Macarrón asegura que 'tenemos un problema tremendo' y, para solucionarlo, ve fundamental 'recuperar las ganas de tener hijos'.

¿Soluciones?

¿Soluciones?

Con el fin de solucionar este problema, habría que tomar el ejemplo de algunos países como Alemania, donde el envejecimiento es uno de los principales problemas, y, por ello, desde hace tiempo están tomando medidas. También, destaca a Francia, donde están intentando fomentar los nacimientos.

 

Alemania para aumentar la tasa de natalidad ofrece ayudas a las familias y amplia los horarios escolares para que resulte más fácil ser padres. Una de las ayudas que han resultado ser mejor recibida ha sido el denominado sueldo sustitutivo, uno de los padres puede realizar una pausa laboral de un año, y cobrar hasta el 80% del sueldo bruto que percibía antes de tener al bebé (un máximo de 1.800 euros). Evidentemente el más beneficiado es el bebé que puede contar con la atención de un progenitor durante todo el día sin tener que recurrir a los abuelos o las guarderías.

También ofrecen ayudas para la educación infantil, hasta que el niño cumple 24 años si decide estudiar o 18 si se inserta en el mundo laboral, los padres recibirán todos los meses 144 euros si tienen hasta dos hijos, 170 euros para el tercero y 195 euros a partir de cuatro hijos.

Además, otro atractivo que permite la incorporación de los hombres en las tareas de crianza y educación de los niños, es que si el padre comparte el periodo de sueldo sustitutivo con la madre, la ayuda se prolonga hasta 14 meses.

Medidas efectivas para aumentar la natalidad

Medidas efectivas para aumentar la natalidad

El caso de Francia es un ejemplo de crecimiento de la natalidad. Podría pensarse que la crisis económica no es propicia para decidir tener un hijo. Sin embargo, el baby boom que experimenta Francia rebate este tipo de argumentos. En 2010 nacieron 828.000 bebés, la cifra más alta en 30 años. Nos preguntamos: ¿cuáles son las políticas que promueven la natalidad?

 

La respuesta es que Francia lleva 15 años con políticas que fomentan y animan a las parejas a tener hijos. Los franceses disfrutan de incentivos fiscales como tener menos impuestos por cada hijo que se tenga o la posibilidad de aumentar la baja de maternidad hasta los tres años del niño, cobrando una compensación del Estado (entre 300 y 700 euros dependiendo de varios factores), pero con la garantía de volver a tu puesto de trabajo. Si se tiene un tercer hijo la baja aumenta a un año (los primeros dos es de 4 meses como en España) y se duplica el sueldo que se percibe. El Estado paga unos 900 euros por nacimiento y concede una ayuda mensual que ronda los 180 euros por cada hijo a una buena parte de las familias.

Financian guarderías de tiempo completo y parcial para niños menores de tres años para facilitar la conciliación familiar y laboral, no como en España donde las guarderías públicas rondan los 350 euros mensuales aproximadamente.

Las personas francesas con niños tienen prioridad en servicios como la vivienda social. También reciben ayudas más generosas cuando se encuentran en situación de desempleo y sin derecho a paro.

Francia ocupa el primer lugar entre los países de la OCDE en cuanto a presupuesto destinado a políticas familiares. Exactamente el 3,8% del PIB, incluidas las exenciones fiscales, los servicios y las ayudas económicas a familias. España, en el lugar 28 de esta lista, no llega al 1,5%. Así se recoge en un informe de'La política sobre la infancia en Francia: comparación con las otras políticas de los países de la OCDE'.

Levantar la natalidad sí es posible.

 

Fuentes: Ondacero, INE, Fundación Renacimiento Demográfico

 

Etiquetas: ayudas familias, conciliación vida laboral y familiar, nacimiento, natalidad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS