Ayudas

¿Quién ayuda a las familias en España?

¿Cómo se vive la maternidad y la paternidad en Noruega? ¿Es más fácil tener hijos en el norte de Europa? La respuesta es archisabida pero hoy vamos a hacer números.

También te puede interesar: Campaña por un IVA reducido en productos infantiles
¿Quién ayuda a las familias en España?

 Maternidad y paternidad en Noruega

Mónica y su marido, Esteban, disfrutaron de su hijo Gabi las 24 horas del día durante los primeros tres meses y medio de vida del niño. En ese tiempo ambos cobraron su sueldo. Luego, Esteban volvió a la oficina, pero Mónica no lo hizo hasta ocho meses después, durante los que siguió cobrando el 100% de su sueldo. Entonces Gabi fue a una guardería pública en la que tuvo plaza sin problemas. Si Mónica, en lugar de volver a trabajar, se hubiera quedado en casa con su hijo, el Estado le habría abonado el coste de la guardería a la que el niño no iría. Un dinero que se sumaría a los 120 euros mensuales que recibe por parte del Gobierno por ser madre de un niño.

Maternidad y paternidad en España

Lara, la hermana de Mónica, también tiene un hijo. Está en paro y al no cotizar a la Seguridad Social no tiene derecho a la paga de 100 euros para madres trabajadoras; tampoco a la ayuda de 24,25 euros mensuales por hijo a cargo, ya que entre ella y su marido superan la renta familiar que se exige como máximo: 11.519 euros brutos anuales. Lara y su pareja hacen malabarismos para llegar a fin de mes. Como las cuentas no les cuadran y Lara no encuentra trabajo, han sacado a su hijo de la guardería. Lara no ve fácil encontrar empleo y mucho menos dar con uno compatible con su rol de madre, bien porque tenga un horario flexible o porque le permitan trabajar desde casa algún día a la semana, como hace su hermana Mónica.

¿Penalización o fomento de la natalidad?

¿Penalización o fomento de la natalidad?
 

Mónica y Lara en realidad no existen. Al menos no con esos nombres. Pero son el perfil de muchas madres de familia tanto españolas como de otros países como Francia, Noruega, Suecia, Dinamarca, Alemania... Sus circunstancias explican en parte por qué las tasas de natalidad son tan diferentes según el país europeo en el que vivan: bajas en países como España (1,32 hijos por mujer en edad fértil) y creciendo hasta alcanzar casi los dos hijos –el nivel de reemplazo generacional– en países como Inglaterra o Noruega. Incluso superándolo en otras regiones como Francia, donde la media de hijos por mujer en edad fértil era de 2,01 en 2012.

La opinión generalizada es que en España parece que se penaliza tener hijos, al contrario de lo que ocurre en la mayoría de países europeos. «Está mal visto salir a tu hora del trabajo para estar con la familia o disfrutar del permiso de paternidad», comenta Rafael Fuertes, director general de la Fundación Más Familia. «Tener hijos se ve como una carga a pesar de que precisamente ahora, con la crisis, ha quedado demostrado que la familia es, de alguna forma, nuestra Seguridad Social, porque sin ella no saldríamos adelante», asegura.

4 de cada 10 españolas renuncian a un empleo

Con esta opinión coincide la mayoría de españoles, que cada vez se piensan más si tener o no descendencia imaginando una balanza donde pesan más los contras que los pros. Según el estudio Conciliación y Familia elaborado por la Fundación Pfizer y presentado hace unas semanas, 4 de cada 10 españolas han tenido que renunciar a un empleo o a un ascenso por tener un hijo, mientras que casi un tercio de la población activa asegura tener problemas para conciliar su vida laboral y personal, sobre todo por la incompatibilidad de los horarios (24,0%) o por el hecho de pasar demasiadas horas en el trabajo (16,8%), lo que se traduce en falta de tiempo para estar con la familia (17,0%).

Si a esta situación se suman las subidas del IVA de los últimos años, la supresión de medidas como el cheque bebé, los recortes en educación y sanidad (que inciden directamente en los gastos familiares) o que gran parte de las ayudas a las que se podría tener derecho solo llegan a un 11% de las familias debido a que el límite de renta familiar es muy bajo, el resultado es que tener un hijo en España es, cada vez más, un lujo complicado de mantener.

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas: familia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS