Derechos

El permiso de paternidad se amplia a dieciséis semanas para 2021

[ACTUALIZADO] El Gobierno ha aprobado por decreto ley la ampliación del permiso de paternidad a 16 semanas en 2021, igual que el permiso de maternidad. Esta ampliación se hará de manera gradual: 8 semanas en 2019, 12 semanas en 2020 y 16 semanas en 2021.

La igualdad da un pasito más. Hace algo más de un año ya contábamos la noticia de que los padres que tuvieran un hijo a partir del 1 de enero del 2018 iban a poder ver ampliada a cinco semanas la baja de paternidad, pero tendrían que esperar hasta el 5 de julio de 2018 para que la medida fuese efectiva. Después, el Gobierno de Pedro Sánchez y Unidos Podemos acordaron ampliar el permiso de paternidad a 8 semanas en 2019, 12 semanas en 2020 y 16 semanas (las mismas que la baja de maternidad) en 2021. Esta propuesta estaba contemplada en los Presupuestos Generales para 2019 y estaba pendiente de su aprobación. Aunque los Presupuestos Generales no salieron adelante, provocando la convocatoria de elecciones el próximo 28 de abril, el Gobierno ha aprobado por decreto ley la ampliación del permiso de paternidad hasta las 16 semanas propuestas para 2021.

Otro dato a destacar es cómo serán esos permisos: intransferibles, iguales y remunerados al 100%. De las 16 semanas, 6 de ellas deberán cogerse inmediatamente después del parto o la adopción, pasado este tiempo, el resto de semanas de permiso podrán ser distribuidas por los progenitores según su criterio (y previo acuerdo con la empresa) hasta que el bebé tenga 12 meses. 

La ampliación a ocho semanas entrará en vigor el día 1 de abril después de haber sido aplazado (estaba previsto que entrara en vigor el día 8 de marzo) y acto seguido comienza un plazo de 30 días en el que el Congreso de los Diputados debe validarlo. No obstante, al disolverse las Cortes el día 5 de marzo, deberá hacerlo la Diputación Permanente. De no llegar a un acuerdo, el decreto no saldría adelante y se volvería a la regulación anterior. 

El impacto presupuestario para 2019 de esta medida es de 300 millones. 

La medida de la ampliación de los permisos de paternidad ya había nacido también como condición del partido Ciudadanos, tras una reunión con el Gobierno del PP en el marco de las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado. Y tras la moción de censura, Pedro Sánchez cumplió con la condición y se dio luz verde al debate para una reforma integral de los permisos para igualar el de maternidad y el de paternidad.

Si echamos la vista atrás, hace menos de diez años eran solo tres días los que podían disfrutar los padres.

Medida en marcha tras la aprobación de los presupuestos

En los Presupuestos Generales del Estado para 2018, estaba previsto que se ampliase el permiso de paternidad de las 4 semanas a 5 semanas, y ese cambio se produjo en julio. Ahora, la medida permite ampliarlo hasta 8 semanas en 2019, para equiparar progresivamente ambos permisos hasta que en 2021 madres y padres dispongan de 16 semanas. Desde ABA Abogadas, Elena Benítez, especialista en Derecho de Familia y Derecho Laboral profundiza en el tema.

Antes, los recientes papás tenían derecho a disfrutar con sus hijos recién nacidos de un permiso de paternidad de quince días. Con efectos del 1 de enero de 2017, ese permiso quedó ampliado a cuatro semanas y, tras el acuerdo alcanzado entre los partidos políticos PP y Ciudadanos -y tras aprobarse los PGE-, los padres de niños nacidos a partir del 5 de julio de 2018, tenían derecho a un permiso de cinco semanas. Ahora los pasos avanzan hasta equiparar ambos permisos a las 16 semanas.

La tendencia a equiparar, o al menos intentarlo, el permiso de paternidad al de maternidad, supone una adecuación de las leyes a la sociedad actual. Una sociedad, en la que en el modelo familiar tipo, ambos progenitores están presentes en el cuidado y atención de los hijos. Atrás ha quedado la unidad familiar en la que era la madre quien renunciaba a su proyección profesional para poder atender a los hijos, mientras que era el padre quien realizaba amplias jornadas laborales para poder mantener a la familia. Prueba de esta nueva realidad social lo constituye el incremento de custodias compartidas que han sido otorgadas en un procedimiento de separación o de divorcio, tanto de mutuo acuerdo como en un escenario contencioso.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

CONTINÚA LEYENDO