Vuelta al trabajo

Comienzo a trabajar ¿qué hacemos con el bebé?

8 minutos

Aquí podéis informaros sobre distintas opciones para cuando nos tengamos que incorporar al trabajo y nos invadan las dudas y la incertidumbre sobre qué hacer con el bebé.

También te puede interesar: Conciliación familiar ¿realidad o farsa?
Comienzo a trabajar ¿qué hacemos con el bebé?

Todos los que tenemos hijos sabemos de la gran cantidad de emociones que nos invaden desde el momento en que sabemos que vamos a ser padres. A la alegría, felicidad, ilusión y amor que nos llenan, también se unen las inevitables dudas sobre si lo estaremos haciendo bien, las incertidumbres sobre el futuro y la confusión cuando pedimos consejo, pero recibimos distintos mensajes según la persona que nos los da.

Cuando pasan los primeros meses desde el nacimiento y termina nuestra posibilidad de seguir encargándonos de nuestros propios hijos comienzan las dudas: ¿y ahora qué? ¿Le llevo a una guarde? ¿Le dejamos con los abuelos? ¿Contratamos una persona en casa?

Para poder tomar la mejor decisión al respecto lo mejor es disponer de toda información que nos permita decidir entre todas las opciones la que más se adapte a nuestra forma de vida, valores y creencias. No hay una opción perfecta. Lo ideal es buscar la opción que mejor satisfaga nuestras necesidades.

Los abuelos

Los abuelos son una fantástica ayuda en el cuidado de los niños. Una solución sin coste económico que nos ayuda a conciliar familia-trabajo y fortalece los lazos familiares.

El niño cuidado por sus abuelos no abandona el entorno familiar y recibe todos los cuidados de forma muy personalizada pues la atención es exclusiva. Es conveniente sopesar si el cuidado de los niños puede suponer una excesiva carga para ellos, ya que en muchas familias se da la paradoja de que los abuelos colaboran en la crianza de los nietos encantados de hacerlo, pero al mismo tiempo sufren cierto estrés y cansancio producidos por la sobrecarga y el exceso de obligaciones.

Contratar a alguien

La opción de contratar una persona que cuide de nuestros hijos en casa, de cara al niño, es muy similar a la opción abuelos. El niño no sale del entorno familiar y recibe un cuidado personal. Tiene una repercusión económica para la familia y se evita la sobrecarga familiar.

Conviene estar muy seguros de la persona a la que vamos a dejar el cuidado pidiendo referencias. Hay que tener en cuenta que la atención del niño, aunque sea exclusiva, se puede ver mermada por la realización también de  tareas domésticas por parte de la cuidadora, pues es tiempo que no se dedica al pequeño.

Una 'madre de día'

Con la opción madre de día se atiende a varios niños de distintas familias y edades al mismo tiempo en domicilios y normalmente tiene repercusión económica.

No existe regulación alguna para esta práctica y al no estar sujeta a normativa oficial, los padres no pueden exigir ni profesionalización por parte de la madre de día ni base pedagógica durante la estancia de los niños a su cargo.

Opciones fuera de casa no regladas

Si nos planteamos las opciones existentes para el cuidado de nuestros hijos fuera del domicilio (propio o ajeno) también podemos elegir entre distintas posibilidades en función de: si deseamos un entorno educativo o un entorno no educativo o asistencial.

Los centros no educativos son las ludotecas, parques de bolas, etc. que son los centros concebidos exclusivamente para el ocio infantil, con instalaciones para tal uso. Están fuera de la normativa legal para la educación infantil por lo tanto los padres no pueden exigir titulación por parte del personal, ni esperar un proyecto pedagógico o cualquier otro aspecto regulado por las Leyes de Educación aunque tenga repercusión económica.

La escuela infantil

Si nos planteamos acudir a un centro educativo debemos acudir a una escuela infantil legal y autorizada. Es importante la legalidad del centro para que los padres tengamos la garantía de que están regulados desde el entorno físico en el que van a estar sus hijos, hasta la base pedagógica de su proyecto (esto incluye la titulación de todas las personas que van a trabajar con sus ellos). El marco legal nos da garantías y nos permite exigir una enseñanza de calidad.

Cómo es la escuela infantil

Lejos del anticuado concepto de "guardería” en la que el cuidado de los niños era cubrir sus necesidades básicas de alimentación, descanso, etc. las escuelas infantiles actualmente deben cubrir tanto esos aspectos asistenciales como el desarrollo integral del niño. Y ¿cómo lo consiguen?

Con un proyecto educativo que se base en fundamentos pedagógicos, que aplique una metodología didáctica y que sea dirigido y evaluado permanentemente por profesionales.

Los proyectos que mejores resultados obtienen son los que ofrecen un ambiente atractivo y estimulante, que favorece el aprendizaje, con una programación de actividades lúdicas con base pedagógica, que permitan que el niño aprenda jugando.

  • Aplicado por personal titulado en Magisterio especialidad infantil o técnico superior, en unas aulas reguladas por ley en cuanto a sus dimensiones y ratio máxima de niños/profesor.
  • En un entorno en el que va a permanecer varias horas al día y que por un lado debe ser agradable y confortable pero también cumplir con la normativa legal que garantiza los requisitos mínimos y la seguridad integral de los niños (instalaciones eléctricas, puertas, mobiliario adaptado, normativa antiincendios, etc.).
  • En un entorno escolar en el que el niño forma parte de un grupo que favorece su socialización, pero donde se educa atendiendo a su individualidad y respetando su desarrollo evolutivo personal.
  • Con servicio de comedor (a través de catering o con cocina propia) que ofrezca menús equilibrados y que, como parte del proyecto educativo, fomente los buenos hábitos de alimentación y autonomía de los niños.
  • Con unos horarios que faciliten la conciliación familiar y laboral.
  • Con apoyo profesional para garantizar la atención temprana y la detección precoz de problemas de aprendizaje y/o desarrollo de los niños.
  • Evaluando permanentemente el desarrollo de nuestro hijo e informándonos del mismo.
  • Con una programación de contenidos en su propuesta pedagógica que abarquen hábitos, rutinas, normas de convivencia, ejes transversales de educación en valores, educación emocional y aprendizajes significativos a través de la experimentación.
  • Incluyendo a la familia como parte fundamental del proceso educativo de los niños. Manteniendo una relación familia escuela basada en la información y la confianza mutua y programando actividades que incluyan la participación familiar. Entendiendo la escuela como principal apoyo de la familia.
  • Incluyendo en su programación el tratamiento a los momentos más sensibles de familia y alumno como son el período de adaptación a la escuela al iniciar su escolarización o la preparación del alumno/a en el último curso para su futura incorporación al colegio.
  • Ofreciendo servicios especializados dentro de su equipo de profesionales (pedagogos, pediatras, logopedas, fisioterapeutas, etc.)
  • Garantizando la regulación del servicio ya que las escuelas infantiles legales y autorizadas están sujetas simultáneamente a normativas por parte de Ayuntamiento, Consejería de Educación, Sanidad, Trabajo, Industria, Consumo, Responsabilidad Civil, Protección de datos, Riesgos laborales … multitud de instancias que hacen que sea un servicio altamente supervisado.

Públicas vs privadas

Las escuelas infantiles pueden ser de titularidad pública o privada.

Las escuelas públicas a su vez pueden ser de gestión directa (ayuntamientos o comunidad) o de gestión indirecta (una empresa privada obtiene la gestión de la escuela a través de concurso público por un período de tiempo determinado). El acceso de alumnado a ambas modalidades es a través de solicitud en período de matriculación establecido y en base a una puntuación según condiciones familiares, laborales y socio-económicas. La cuota mensual a abonar también depende de la puntuación por situación familiar.

Las escuelas privadas suelen tener matrícula abierta hasta agotar plazas vacantes, los períodos de matriculación suelen comenzar a principios de año. Existen comunidades autónomas, como Madrid, que ofrecen ayudas económicas a las familias para escolarización en centros privados. La cuantía de la cuota varía en función de la escuela y de los servicios que contratemos. Tienen una ventaja respecto a las escuelas públicas en cuanto al horario de apertura que suele ser muy superior.

Una vez sopesados los pros y los contras de todas las opciones podremos decidir dónde pasará nuestro hijotantas horas como nosotros nos ausentemos del hogar. Teniendo información podemos barajar las opciones con menos dudas y más seguridad. Y recuerda que cualquier opción es válida si garantiza el bienestar de tu pequeño y os hace felices como padres.

 

 

Marta Fernández Ramos es directora Escuela Infantil El Bosque Encantado

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas: abuelos, baja, baja maternal, baja maternidad, baja paternidad, conciliación vida laboral y familiar, escuela infantil, guardería, trabajo y embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS