Conciliación

Conciliación laboral y maternidad: conoce tus derechos

Saber qué derechos laborales tenemos cuando nos convertimos en padres no siempre es fácil. Las abogadas Carmen Torres y María Espinosa crearon en 2019 Mamá jurista, una asesoría jurídica que ofrece charlas informativas y asesoramiento legal.

Carmen Torres y María Espinosa son madres y abogadas, por lo que conocen muy bien la dificultad para poder conciliar trabajo remunerado y cuidados. Empezaron a impartir charlas informativas sobre cuestiones legales relacionadas con la maternidad a petición de una matrona hace 10 años. Lo hacían de forma voluntaria como complemento a las clases de preparación al parto. En 2019 deciden dar el salto y crear Mamá Jurista, una asesoría jurídica creada para acercar las leyes a más familias, ya no sólo con charlas informativas sino también con asesoramiento legal.

“Crear esta asesoría jurídica es la manera de aportar nuestro granito de arena a que la conciliación sea una realidad”, cuentan a Ser Padres. Porque la conciliación sigue siendo un jeroglífico para quienes no hemos encontrado cómo abarcar dos tareas tan enormes como son la de producir y la de cuidar

¿Conciliación y maternidad no son palabras antónimas? ¿Realmente se puede conciliar en España?

Hay muchas cosas en las que avanzar… Vivimos en una sociedad cada vez más individualista –sin las redes de apoyo que existían antiguamente– y con horarios de trabajo poco razonables. Pero también es cierto, y sería injusto no reconocerlo, que en España se ha progresado en este sentido. En los últimos tiempos, las leyes han ido reconociendo permisos legales que facilitan la conciliación a las familias. Pero para disfrutar de nuestros derechos, primero debemos saber cuáles son. El secreto para conciliar es conocer los permisos de conciliación reconocidos en las leyes. Que las familias dispongan de toda la información facilitará que disfruten de sus permisos sin problemas y evitará posibles complicaciones.

¿Qué creéis que se puede mejorar en nuestro país?

No sabríamos elegir una única prioridad, eso es muy difícil. Es importante avanzar hacia horarios más razonables y flexibles en las empresas, una mayor duración de los permisos por nacimiento (acorde con las recomendaciones sanitarias y necesidades físicas de los bebés lactantes) o cubrir las necesidades de las familias monoparentales o las personas autónomas. Otras mejoras son, por ejemplo, que existan permisos laborales cuando nuestros peques enferman o concretar la regulación del permiso de lactancia acumulado o del riesgo durante el embarazo.

¿Cuáles son las dudas y los problemas más habituales de las mujeres que llegan a vosotras?

Lactancia y reducción de jornada son temas muy consultados. Pero el tema estrella es la adaptación de jornada. Es un permiso nuevo que permite adecuar nuestra jornada laboral para conciliar, sin necesidad de reducir el salario, siempre que sea compatible con las necesidades de la empresa. Desde Mamá Jurista acompañamos a la persona trabajadora a negociar y a lograr un buen acuerdo. Logramos que empresa y trabajador/a acuerden el mejor modo de conciliar. También nos llaman a menudo trabajadoras que simplemente desean estar preparadas para afrontar una reunión con la empresa, donde van a tratar el tema de su jornada laboral o su horario; y necesitan disponer de toda la información y conocer qué dice la ley y su convenio colectivo.

En definitiva, la mayoría de las consultas requieren que les acompañemos en el proceso de negociación, dotándoles de información y de argumentos legales para lograr un entendimiento.

¿Conocemos nuestros derechos como trabajadoras en cuanto a la conciliación?

Ni trabajadoras ni empresas conocen bien los derechos de conciliación. Una muestra de ello es que recibimos repetidas consultas para desmentir afirmaciones erróneas que las empresas transmiten a sus trabajadores. Incorrecciones tales como “los papás no pueden solicitar el permiso de lactancia si lo ha disfrutado la mamá” o “si hay turnos rotativos no puedes solicitar una reducción de jornada”. En más de una ocasión, nuestra respuesta legal ha permitido que ese trabajador pudiera disfrutar de su permiso de lactancia o esa trabajadora solicitase su reducción de jornada. La desinformación es más habitual de lo que parece.

¿Qué le diríais a una mujer que vaya a ser madre, o que sea madre reciente, y vea imposible conciliar?

Nadie nos prepara para conciliar nuestra vida laboral y familiar y, sin embargo, es una de las principales intranquilidades de las mujeres embarazadas y una de las preocupaciones de quienes se inician en la crianza. Que conozcas los permisos y derechos de conciliación, sin duda, hará que sea más fácil compaginar trabajo y cuidados y permitirá que disfrutes más de tu familia. Es posible conciliar, si sabes cómo.

Diana Oliver

Diana Oliver

Soy periodista freelance especializada en temas de maternidad(es) e infancia. En 2014 me embarqué en un proyecto personal, Tacatá Comunicación, con el objetivo de hacer de la conciliación una realidad. Descubrí que la conciliación no existe. Tengo dos hijos y mucho sueño. Leo y escribo. Escribo y leo. “El tiempo parece menos huidizo cuando dejas constancia escrita de su transcurso” (Carme Riera).

Continúa leyendo