Vídeo de la semana

Parejas separadas

Custodia y COVID-19: soluciones jurídicas a los problemas que la pandemia plantea en familias separadas

La pandemia ha supuesto un desbarajuste en el día a día de muchas familias y ha puesto en evidencia la dificultad para afrontar algunas situaciones. Es el caso de la custodia en el caso de algunas parejas separadas: ¿cómo afecta el confinamiento? ¿Qué pasa si uno de los progenitores pierde el empleo?

custodia
Foto Istock

Qué duda cabe que la crisis sanitaria sufrida desde el mes de marzo ha azotado a todos, en todas las facetas de nuestro día a día. Nada es normal, todo es nuevo, y lo vemos también reflejado en el modo de ejercer la guarda y custodia en casos de padres separados. Pensábamos que iban a ser solo unos meses, pero parece que se alarga más de lo esperado… ¿Cómo organizarse con los niños? ¿Cómo afrontar los cambios económicos que muchas familias deben afrontar por la pérdida de empleo de uno de los progenitores?

Sentido común

Vamos a responder a algunas preguntas muy recurrentes, y desde un punto de vista práctico, acerca de cómo ejercer la guarda y custodia en tiempos de COVID y cómo afrontar las cargas familiares. Por encima de todo, debe primar la responsabilidad de los padres y preocuparse del bienestar de los más pequeños, dejando a un lado las rencillas que puedan surgir.

Se recomienda realizar los menos cambios posibles, para evitar la propagación del virus. Es decir, si por ejemplo un progenitor tiene establecido pasar un día intersemanal con su hijo o hijos, unirlo al fin de semana que le toque estar con ellos.

Como decía al principio, ante todo debe primar la sensatez. Y si, por ejemplo, uno de los progenitores es sanitario con riesgo de contagio (o cualquier otra profesión de riesgo), o ha estado en contacto con alguien positivo, y el otro tiene posibilidad de incrementar el tiempo de cuidado de sus hijos, deben modificar de manera temporal las circunstancias, pasando ese periodo con el otro progenitor, aunque esto no esté recogido en la sentencia.

En esta situación, el progenitor que pase más tiempo con los menores debería evitar en la medida de lo posible recurrir al cuidado de los abuelos, que siempre están dispuestos a echar una mano. Pero no debemos olvidar que debemos protegerlos de cualquier posibilidad de contagio, es decir, debemos disminuir la sobreexposición al virus.

Mi pareja no quiere llevar al niño al colegio

Otra cuestión importante, ¿qué ocurre cuando los padres no se ponen de acuerdo en algo tan básico como puede ser llevar o no al colegio a sus hijos por miedo al contagio? En ese caso, deberá ser un Juez quien tome la decisión que les corresponde a ellos, a través del mecanismo que pone en marcha el artículo 158 del Código Civil. Pero no olvidemos que la educación no es opcional, sino obligatoria desde los 6 a los 16 años. Por eso, salvo circunstancias excepcionales, un progenitor no puede negarse a llevar a sus hijos al colegio.

Problemas económicos

Otro problema a tener en cuenta son las cuestiones económicas, que se han visto recrudecidas por la crisis económica ocasionada por la pandemia: como decíamos, en caso de que las circunstancias del progenitor obligado al pago hayan variado de manera sustancial, podrá instar un procedimiento de modificación de medidas definitivas, en el que el Juez examinará si realmente existe justificación para variar las cantidades que está abonando. Para ello, la parte que haya visto modificadas sus circunstancias deberá presentar la documentación que acredite su situación; justificante de demanda de empleo, cese de actividad, o justificante de haber visto reducida su capacidad económica.

Artículo ofrecido por Pilar Vilella Llop, abogada especializada en Derecho de Familia en Vilella y Asociados.

Continúa leyendo