Conciliación

¿Discriminada por ser madre en el trabajo?

La maternidad no debería ser un peaje a pagar, ni algo sobre lo que hay que estar dando continuamente explicaciones. Te contamos cómo te protege la ley.

¿Discriminada por ser madre en el trabajo?

Ya de por sí, resulta bastante difícil aprobar esa asignatura pendiente que sigue siendo conciliar la vida familiar y laboral; pero, además, son muchas las mujeres que, por el hecho de ser madres, sufren algún tipo de discriminación (desde el comentario velado hasta el mobbing laboral más evidente), según se desprende del último estudio de la consultora Ranstad. En otra investigación de la Fundación Adecco, el 67% de las encuestadas aseguró que sus oportunidades profesionales habían mermado por ser madre o estar en edad de serlo. Y una evidencia más, según datos de la Fundación Madrina, cada año en España se producen unos 4.000 casos de mobbing maternal de distinto tipo.

 

A pesar de la feminización de los títulos universitarios en algunos sectores, la presencia de la mujer ha cambiado poco. “Una recién licenciada, con un máster, buena preparación y experiencia, tendrá dificultades para ser contratada si declara su intención de formar una familia”, explica la economista Nuria Chinchilla, directora del Centro de Investigación Trabajo y Familia del IESE.

Qué dice la ley

 

  • Baja Maternal: la legislación establece el derecho a disfrutar de 16 semanas de descanso por maternidad, adopción o acogimiento familiar de menores de 6 años. Se puede ampliar en dos semanas más si el hijo es discapacitado o si se trata de un parto múltiple, adopción o acogimiento múltiples por cada hijo a partir del segundo.
  • Reducción de la jornada laboral: se puede reducir la jornada entre un octavo y la mitad para el cuidado de un hijo menor de 8 años o discapacitado. Ello supone la disminución proporcional del salario, y no afecta a la prestación por desempleo en caso de despido durante la reducción. El horario lo elige la trabajadora dentro del horario habitual de la empresa, siempre que no suponga un conflicto para la organización.
  • Cuando los niños enferman: la ley no dice nada al respecto. Según el artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores, faltar al trabajo para cuidar a un hijo enfermo no se contempla como un permiso retribuido. Hay que consultar qué dice el convenio colectivo de cada empresa sobre el tema o llegar a acuerdos con el jefe para recuperar de alguna forma el tiempo perdido. En los casos de enfermedad grave u hospitalización, la ley sí contempla un permiso de los días.

 

Etiquetas: trabajo y embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS