Derechos de la mujer

Embarazo y trabajo, ¿cómo afrontarlo?

Te ayudamos a planificar el embarazo de cara a tu trabajo

Embarazo y trabajo, ¿cómo afrontarlo?

Acabas de quedarte embarazada y se te plantean ciertas dudas sobre cómo afrontar estos meses de espera en tu trabajo. Es normal. Por mucho que haya avanzado nuestra sociedad, las mujeres continuamos encontrándonos con un dilema entre la maternidad y la vida laboral que, aunque injusto, es real.  Te ayudamos a solucionar los principales conflictos.

1.    ¿Cuándo deberías contarlo?

Esto depende de tu tipo de trabajo. Lo normal es comunicarlo entre la semana 12 y 20, pero si tus obligaciones implican riesgos, grandes esfuerzos físicos o una dedicación extrema, deberías hacerlo antes. De esta forma, tú y tus superiores podréis organizar el trabajo de cara a los siguientes meses. Quizá necesites reducir tu jornada laboral o que dejen de asignarte determinadas tareas que puedan implicar un riesgo.

2.    Primero díselo a tu jefe

Estás tan feliz que te gustaría contarle tu situación a todo tu departamento. No, mejor. A toda tu empresa. Para y reflexiona: ¿no será mejor que tu jefe se entere por ti misma que por un rumor a la hora del café?

3.    ¿Cómo hacerlo?

Lo más sencillo es que le pidas antes una reunión: así te asegurarás de tener el tiempo que necesitáis para organizar el trabajo de aquí en adelante y acordar todos los cambios que tu puesto laboral requiera. Además, tendréis reservado un lugar privado donde poder contárselo de una manera natural y que él pueda felicitarte, claro.


4.    Organiza el trabajo, en equipo

Es vital que, además de reunirte con tu jefe, lo hagas con tus compañeros de equipo para que entre todos, dejéis bien claro cómo se organiza el trabajo durante el embarazo y en tu baja maternal. Haz que tus compañeros se sientan integrados  en esta toma de decisiones y agradéceles su ayuda. Pero nunca pidas perdón. Este momento va a ser el más feliz de tu vida, ¿deberías disculparte por ello? El trabajo es una parte crucial para ti, así como tu relación con tus compañeros, pero tú y tu vida personal también sois importantes. No te sientas culpable por sentirlo así.

5.    Si estás buscando trabajo…

A la hora de afrontar una entrevista laboral no tienes la obligación de informar de tu estado de embarazo. Aun así, recuerda que cuanto más sepan de ti, mejor, ya que ser clara y sincera puede evitarte problemas en el futuro.

Etiquetas: embarazada, embarazo, trabajo y embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS