Vídeo de la semana

Cuidado de menores

Excedencia por maternidad: ¿qué debo saber?

Este es un derecho de los trabajadores para cuidar de su hijo, ya sea biológico, adoptado o en régimen de acogida durante los tres primeros años de su vida, y lo pueden solicitar tanto las mujeres como los hombres.

Excedencia por maternidad
Excedencia por maternidad (Foto: depositphotos)

La maternidad y los permisos puede resultar algo más lioso de lo que parece a priori si no se explican bien los permisos, porque además del permiso por nacimiento de dieciséis semanas y del permiso para el cuidado del bebé lactante, del que te hablamos en detalle recientemente, también existe la excedencia por maternidad.  

Este es el permiso de trabajo al cual tiene derecho un trabajador por un período máximo de tres años para dedicarse al cuidado de hijo, ya sea biológico, adoptado o de acogida. Dado que no solo afecta a la madre, sino también al padre, también se ha modificado el nombre de este derecho, que técnicamente es la excedencia por cuidado de un hijo o menor acogido aunque sea más conocida como excedencia por maternidad.

Derechos que implica la excedencia

Desde el nacimiento del pequeño o desde la firma de la resolución administrativa (o judicial) de la adopción o el acogimiento, la progenitora o el progenitor del mismo pueden acogerse a esta medida en vigor en nuestro país -amparada por el 46.3 del Estatuto de los Trabajadores-que, como es lógico, tiene una serie de consecuencias que el trabajador acepta al acogerse a ella. 

La más importante es que no tiene derecho a recibir salario alguno por parte de su empresa, que no puede negarse a aceptar la decisión de su trabajador y que también está obligada a readmitirlo cuando la excedencia acabe. Esto puede ocurrir porque se agote, lo que coincide con el tercer cumpleaños del niño, o porque el trabajador decida ponerle punto y final antes de los tres años de edad de su hijo. En este caso, conviene saber un matiz importante: el mismo puesto de trabajo queda reservado durante el primer año de excedencia -15 o 18 meses en el caso de familias numerosas dependiendo si es de categoría general o especial-; a partir de ese momento, la empresa solo tiene la obligación de reservar al trabajador en excedencia un puesto de trabajo similar, ya sea dentro del mismo grupo profesional o alguna categoría equivalente. 

Compatibilidad con otros derechos

Otros detalles importantes, de esos en letra pequeña que hay que conocer antes de tomar la decisión de ejecutar un derecho del trabajador como es este de la excedencia por maternidad, son que no implica que el trabajador pierda su antigüedad acumulada en la empresa; que se puede disfrutar de ella de forma fraccionada; y que si la empresa decide despedir al trabajador al reincorporarse, este sería nulo. Además, se puede solicitar la excedencia correspondiente a un nuevo hijo de nacer este en medio del período de excedencia,  y en casos muy concretos que habría que revisar al detalle -contrato, convenios, etc.-, se permite incluso ejercer otro puesto de trabajo si este se adapta mejor a la conciliación que el puesto para el que se haya solicitado la excedencia.

Por otro lado, el permiso para el cuidado de un hijo o menor acogido es compatible con el derecho a una prestación no económica de la Seguridad Social por hijo a cargo durante los primeros dos años de la misma -30 o 36 meses en familias numerosas de categoría general y especial respectivamente-, y para poder solicitar la excedencia se debe presentar dicho deseo a la empresa por escrito, aunque no hay un plazo a tal efecto marcado por la ley. Por este motivo conviene revisar el convenio laboral antes de hacerlo. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo