Familia y trabajo

Nuestros lectores dejarían de trabajar para cuidar a sus hijos

Conciliar trabajo y familia es un gran reto para muchas parejas. De hecho, hemos preguntado a los lectores de SerPadres.es si dejarían de trabajar para cuidar a sus hijos y la mayoría lo harían sin dudar.

Nuestros lectores dejarían de trabajar para cuidar a sus hijos

Cuando nace un bebé se producen muchos cambios en las rutinas familiares. Sin organización, cuidar a un bebé puede resultar agotador. El trabajo, el cuidado del pequeño, la casa... Cada día aparecen nuevos desafíos a los que enfrentarse: hay miles de tareas que realizar y, a veces, necesitaríamos días con 48 horas para poder hacerlo todo.

El cuidado de los hijos

Si los dos miembros de la pareja trabajan, el cuidado de un niño puede convertirse en una misión casi imposible. Cuando volvemos al trabajo después de la baja maternal, hay que pensar con quién dejamos al pequeño: ¿se encargarán los abuelos?, ¿buscamos una guardería?, ¿contratamos a alguien que los cuide en casa?

  • Los lectores de ser padres lo tienen muy claro: si pudiesen, se quedarían en casa cuidando a sus hijos. Según nuestra encuesta, el 65,5% de los lectores creen que si no trabajasen, sus hijos estarían mejor atendidos.
  • El 28,7% dejaría el trabajo solo si supiese que podría reincorporarse unos años después.
  • Solo el 5,8% de nuestros usuarios piensa que es mejor no perder el contacto con el mundo laboral.

Vuelta al trabajo

Cuando una pareja tiene un bebé su vida cambia totalmente. Los nuevos padres se vuelcan en su pequeño y se olvidan de todo lo demás. Sin embargo, al volver al trabajo se reduce el tiempo y la energía que podemos dedicar a nuestro hijo.

Una madre trabajadora necesita a su lado a un padre colaborador. Es muy importante organizar las tareas y en muchos casos, será necesario adecuar los horarios de ambos -tanto los de la madre como los del padre-para cuidar al bebé, y más si se tienen dos o más hijos.

Según la Encuesta de Población Activa, la existencia de hijos condiciona la situación laboral de las familias. El 63,2% de las parejas que no tienen hijos trabajan a tiempo completo. Sin embargo, entre las parejas con hijos este porcentaje disminuye de forma considerable. Además, en los hogares en los que no hay hijos, solo un 20,4% de las mujeres no trabaja y cuando la pareja tiene hijos este porcentaje se duplica.

Los trabajos a tiempo parcial también son patrimonio femenino. El 80,4% de los trabajadores con este tipo de contratos son mujeres. Las obligaciones familiares empujan al 33,1% de las mujeres a solicitar una reducción de jornada o aceptar un trabajo a tiempo parcial, mientras que solo el 3,8 % de los hombres trabajan con jornada reducida para cuidar de su familia

 

Etiquetas: bebé, conciliación vida laboral y familiar, derechos padres, familia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS