Ley de Protección a la Infancia

Los 10 cambios que trae la nueva Ley de Protección a la Infancia

Edad máxima para adoptar, obligatoriedad de acreditar que no se tienen antecedentes por abusos sexuales para los que trabajen con niños, límite de dos años para la guarda voluntaria... ¡Conoce todos los detalles!

LEY

El propósito de la nueva Ley de Protección a la Infancia, que el Gobierno acaba de ractificar y enviado al Senado en mayo, y cuyo proyecto de Ley aprobó el pasado mes de febrero, es aumentar la defensa del menor y hacer que sus intereses prevalezcan. El proyecto modifica una docena de leyes vigentes y ha introducido 150 enmiendas parciales. Porque aunque su figura ya estaba protegida, los cambios sociales de la últimas décadas demandan más agilidad y flexibilidad para los procedimientos de adopción y acogimiento y también más protección para evitar situaciones de violencia o abusos sexuales.

 

Con la intención de cubrir esa demanda se aprobaba hace un año, en abril de 2014, el anteproyecto de Ley de Protección a la Infancia. Ya en ese momento los especialistas aseguraban que España se convertiría en el primer país en integrar en su ordenamiento la defensa del interés superior del menor. Lo hará a través de los siguientes puntos, que reformulan alrededor de diez normas del Código Civil y de la Ley de Adopción Internacional, una de las áreas que sufrirá más cambios.

Los 10 grandes cambios

LEY

1. Revisión de antecedentes antes de trabajar con niños

Cuidadores, maestros, monitores de actividades extraescolares... A partir de la nueva ley, los trabajadores que desarrollen su profesión en un entorno laboral con niños tendrán que acreditar que no tienen antecedentes de abusos sexuales a menores con un certificado del Registro Central de Penados.

2. Adopción de bebés, solo hasta los 45 años

El último borrador del anteproyecto de ley proponía modificar el artículo 175 del Código Civil para que la diferencia de edad entre adoptante y adoptado no superara los 45 años. De esa forma, el tope de edad para ser padre adoptivo de un bebé recién nacido serían los 45 años, mientras que para un niño de dos años, el límite sería de 47; para uno de cuatro, 49 y así sucesivamente. ¿Qué ocurre cuando uno de los padres que quiere adoptar a un recién nacido tiene 46 años pero su pareja es más joven? Según este último borrador, en esas circunstancias la pareja podría adoptar a un bebé: basta con que uno de ellos no supere el límite de edad.

3. Derecho de los hijos adoptivos a conocer sus orígenes

Como prevé el Convenio Europeo de Adopción, las autoridades públicas y también las privadas implicadas en una adopción tendrán la obligación de guardar los datos del menor adoptado durante 50 años. Igualmente, deberán entregarlos cuando sean requeridos. Ahora los adoptados también tienen derecho a conocer sus orígenes, y así lo regulaba el artículo 180 del Código Civil, pero con la nueva ley se concretan las medidas para que este derecho se haga efectivo en caso de que los niños adoptados demanden esa información.

LEY

4. La adopción internacional: asunto de Estado, no de Comunidades Autónomas

Proporcionar la acreditación de las Entidades Colaboradoras de la Adopción Internacional (ECAIs) y decidir qué países abrir a la adopción y cuáles no era cosa de las Comunidades Autónomas hasta ahora. Con la nueva ley, esa responsabilidad reacerá en la Administración Central.

5. Se regula el riesgo y el desamparo

Las situaciones de los menores en riesgo y desamparo aparecerán definidas por ley. Se considerará que los niños se encuentran en esa circunstancia cuando hay abandono, riesgo para la vida, salud o integridad física, inducción a la mendicidad, la delincuencia o la prostitución. Cualquiera de ellas dará lugar a la tutela del menor por parte de la entidad competente. Otra novedad es que después de dos años de declararse esa situación, sólo el Ministerio Fiscal puede impugnarla, no los padres biológicos. Entonces las entidades públicas podrán adoptar cualquier medida de protección que consideren, también la adopción.

6. Límite temporal para la guardia voluntaria

Laguardia voluntaria se refiere a las situaciones en que los propios padres solicitan a la Administración que se haga cargo del cuidado de su/s hijo/s. Hasta ahora, esa guardia voluntaria no tenía límite temporal, lo que convertía en crónicos muchos casos. Con la nueva ley, se limita a dos años. Pasado ese plazo el menor deberá volver con su familia o el Estado tomar una decisión en caso de que no sea posible que vuelva con su familia.

7. Adopción abierta

Una de las razones por las que los padres biológicos se mostraban reacios a dar su consentimiento para la adopción era que, hasta la fecha, cuando se firmaban los papeles de la adopción se cortaba legalmente toda posible relación entre el menor adoptado y su familia biológica. Ahora se pretende poner en marcha lo que se conoce como adopción abierta, en la que los menores adoptados pueden seguir manteniendo contacto con su familia biológica si las tres partes están de acuerdo y así lo autoriza un juez.

LEY

8. Acogimiento sin juez

Otra de las novedades que trae la nueva ley es quese simplifica la figura del acogimiento, haciendo innecesaria la intervención de un juez. De esa forma se pretende que el procedimiento sea más ágil. Además, se creará el Estatuto del Acogedor Familiar, que recogerá el derecho de los acogedores a ser oídos por la entidad pública antes de emitir cualquier resolución que afecte al menor. Por otra parte, las familias acogedoras, al igual que hasta ahora las adoptantes, recibirán valoraciones para su idoneidad.

9. Familia antes que residencia

Medidas como la anterior pretenden priorizar el acogimiento familiar sobre el residencial. Por eso los menores de tres años vivirán siempre con una familia sin que deban pasar por un centro, salvo supuestos muy especiales. Para los mayores de tres años también se procurará que la familia sea la primera opción.

10. Familias numerosas

Entre las novedades también se incluye una modificación de la Ley de Protección de Familias Numerosas. Para acabar con la discriminación de los hijos pequeños de estas familias con respecto a sus hermanos mayores, ahora se mantendrá la condición de familia numerosa hasta que el último de los hijos cumpla 21 años o 26 en caso de que esté estudiando.

Etiquetas: familia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS