Colegio y derechos

Los colegios que segregan a niños y niñas no podrán ser concertados

Los colegios que segregan a sus alumnos por sexo –es decir, con aulas sólo de niños o solo de niñas– no podrán financiarse con fondos públicos.

Los colegios que segregan a niños y niñas no podrán ser concertados

La educación segregada por sexos no está prohibida en el sistema educativo español, pero no puede financiarse con fondos públicos. Los colegios que dispongan de aulas solo para niños o para niñas tendrán que funcionar exclusivamente con capital privado.

El Tribunal Supremo ha considerado que las ayudas públicas a estas instituciones son incompatibles con la Ley Orgánica de Educación (LOE), de 2006, en dos sentencias referidas a dos centros escolares: el Elcható de Brenes, femenino, de Sevilla, y el colegio Torrevelo, de Cantabria.

El Supremo se ha basado en el artículo de la LOE que especifica que en la admisión de alumnos no podrá haber “discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición” para emitir su dictamen.

Los centros que ofrecen educación diferenciada, en su mayoría vinculados al Opus Dei, siempre han argumentado que, según la Unesco, su oferta no es discriminatoria y por lo tanto no entraría en la categoría de discriminación por sexo.

La duda es si las comunidades autónomas estarán obligadas a retirar los conciertos a los colegios segregados y cuándo. En la actualidad, cerca de 70 colegios segregados reciben subvenciones de la Administración.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte; José Ignacio Wert, ha mostrado su “respeto” a la decisión del Tribunal Supremo de rechazar el concierto a los colegios diferenciados por sexo, pero apoyó el planteamiento de los colegios segregados al asegurar que “hay que plantearse hasta qué punto el argumento de que la educación diferenciada supone discriminación entre los sexos es un argumento compatible con la Convención de la Unesco que firmó España contra la discriminación en la enseñanza, en la que se sostiene que la educación diferenciada, siempre que no suponga una desigualdad de oportunidades para chicos y para chicas, no supone una forma de discriminación”.

“Esta es la cuestión principal, porque si no hay discriminación en función de esa educación diferenciada, no puede haber tampoco diferenciación en la aportación de fondos públicos. Esta es una cuestión que hay que analizar y que hay que debatir”.

Las sentencias del Tribunal Supremo pueden ser recurridas ante el Tribunal Constitucional.

 

Etiquetas: colegio, diferencias niños niñas, educación, igualdad, niño o niña

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS