Informe Unicef

Los niños, los más pobres de España

Casi 2.200.000 niños viven en España por debajo del umbral de la pobreza. En solo dos años, casi 205.000 niños han cruzado esa línea, que compromete su alimentación, su futuro y sus relaciones familiares.

Los niños, los más pobres de España

Los niños son las principales víctimas de la crisis económica española, por encima incluso de los ancianos. La pobreza infantil afecta por primera vez a un 26% de los menores españoles, un porcentaje casi cinco puntos por encima de la media de 2011, según denuncia UNICEF en su informe Infancia en España 2012-2013.

Y no solo eso, la pobreza crónica de la infancia, es decir, aquellos que llevan tres de los cuatro últimos años bajo el umbral de la pobreza, ha crecido en un 53% en tres años. El documento Infancia en España 2012-2013, elaborado por UNICEF España,destaca que en sólo dos años hay casi 205.000 niños más que viven en hogares con unos ingresos por debajo del umbral de la pobreza.

La organización advierte que el número de hogares con niños con todos sus miembros adultos sin trabajo ha crecido un 120% entre 2007 y 2010, casi dos veces más que el total de hogares. Es decir, que el impacto de la crisis es más fuerte en las familias con niños.

En algunos casos, las condiciones de vida de estas familias han empeorado tanto que afectan a la calidad de la alimentación, a la convivencia y a las relaciones entre padres e hijos.

Los autores del informe han entrevistado a los niños (alumnos y alumnas de primero de ESO (casi 6.000 niños de 12 y 13 años), y la mayoría ven su entorno y su vida de una manera positiva. Eso sí, cuando les preguntaron qué cinco cosas elegirían de una lista de 16 acciones posibles, en el caso que pudieran decidir, las opciones que más niños eligieron fueron: “Que todos tengan algo de comer”, “que todo el mundo tenga un hogar” y “conseguir la paz en el mundo”.

UNICEF pide a los políticos que se proteja la inversión en infancia

La experiencia de UNICEF demuestra que los países de distintas regiones del mundo que en situaciones difíciles hicieron un esfuerzo por aplicar medidas con ’rostro humano’, protegiendo los recursos dedicados a las familias y los niños, tuvieron una salida mejor y más sostenible a la crisis”, advierte la organización en su informe.

UNICEF avisa de que “se hace imprescindible mirar más allá del corto plazo, analizando detenidamente el posible impacto presente y futuro de las decisiones. Los costes de no actuar ahora no sólo afectan a los niños y las familias más vulnerables de forma inmediata, sino que comprometen el crecimiento y el bienestar de toda la sociedad a medio y largo plazo”.

UNICEF nos recuerda que “la protección de la igualdad de oportunidades para la infancia es una cuestión de ética y justicia, pero además es una apuesta estratégica y transformadora, beneficiosa para el desarrollo sostenible de la sociedad. El coste no actuar puede tener consecuencias irreversibles a medio y largo plazo”.

 

Etiquetas: crisis económica, derechos del niño, infancia, pobreza infantil

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS