Los padres y el cuidado de los niños

Los roles "típicos" de mujeres ya son cosa de hombres

El hombre está involucrado en el cuidado y la educación de sus hijos. Cuatro de cada cinco padres recientes asumen papeles tradicionalmente vinculados a la madre.

rol_padres

Con motivo de El Día del Padre, Coaching Club ha llevado a cabo un estudio entre más de 50 familias para conocer de cerca cómo es el día a día en una familia española y de este análisis extraemos la siguente conclusión: el modelo tradicional de relación entre padres e hijos ha cambiado. Este cambio se relaciona con que, actualmente, casi el 80% de los padres están implicados, y realizan con regularidad, tareas que tradicionalmente fueron asignadas a las mamás como la limpieza de los baños, dar paseos, la alimentación de la familia o cambios de pañales.

Verónica Rodríguez, directora de Coaching Club, asegura que con anterioridad el modelo de familia respondía a un tópico de vida familiar en el que el padre trabajaba a tiempo completo dentro del mercado laboral y la madre se dedicaba en exclusiva al cuidado de los hijos y a las actividades del hogar y que, sin embargo, este paradigma se ha ido modificándose hasta casi desaparecer y que, en todo caso, ya no constituye la modalidad predominante. Por otro lado, este “modelo” de familia sigue apareciendo en las publicidades y las películas, así como en el ideario de muchas personas y también de diversas instituciones.

Los padres también lloran

Según este análisis, estamos atravesando un nuevo modelo de paternidad. Sin dejar de ser el “garante simbólico de la familia", el padre comienza a estar más presente en el ámbito de lo físico y de lo sentimental. Los nuevos padres primerizos comienzan a asumir tareas de crianza tradicionalmente asignadas a las madres.

Asimismo los hombres han realizado un importante progreso en cuanto a la calidad del tiempo y el mismo tiempo que comparten con sus hijos. “Hay una flexibilización en la idea de la función paterna, no solo es preciso que establezca un orden y una disciplina, los límites de la permisividad y el tan famoso 'porque no y punto', sino que resulta imprescindible que comparta la educación de los hijos. Cambiar un pañal, por ejemplo, no desdibuja su autoridad, sino que la refuerza”, explica Verónica Rodríguez.

Otros aspectos que han cambiado en la familia y la paternidad son:

  • El juego. Uno de los ratos más importantes para generar vínculos con el bebé es el del juego: el padre impone, en este sentido, un lenguaje y una dinámica de más acción o guerreras, donde suele haber competencia, ganadores, trampas y estrategias.

  • El momento del baño se presenta también como un momento para el vínculo que, además, facilita la charla entre los padres en referencia al cuerpo del bebé y a sus cambios fisiológicos.

  • El aprendizaje: muchos son los hijos que enseñan a nuestros padres a manejar las redes sociales (Facebook, Skype, Whatsapp).

“Una escena corriente en un restaurante o en una reunión familiar es que padres, hijos y abuelos intercambian fotos y conocimientos sobre nuevas formas de compartir lo que les ocurre. La información acerca de lo que le sucedía al hijo, que antes le suministraba la esposa, hoy le llega al padre directamente y en tiempo real a través de las redes sociales."

Todo ello sin contar lo que los mismos hijos pueden enseñarnos sobre descargas de nuevas apps, plataformas para disfrutar de música o películas, así como también buscarle a los abuelos una canción cuyo disco desapareció en alguna mudanza. En este sentido, debemos decir que la tecnología no es mala en sí misma, sino que dependerá del modo en que cada padre regula dichos avances y cómo se benefician las relaciones a través de la misma”, explica la directora de Coaching Club.

Etiquetas: bebé, cuidados bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS