Alerta

Niños esclavos más cerca de lo que piensas

Las consecuencias del terremoto de Nepal van más allá de las carencias de casas y alimentos. Los niños de las familias más pobres son comprados para convertirse en esclavos de occidente.

También te puede interesar: Declaración de los Derechos del Niño
niño esclavo

¿Qué pasa cuándo tras una catástrofe natural los Gobiernos, tanto de tu país como extranjeros, no se hacen cargo de las consecuencias? Todos conocemos la respuesta aunque pocos nos hayamos cuestionado antes la pregunta, quizá debido a su dureza.

Pero la consecuencia directa la reconocemos todos: surgen las mafias. Mafias que trafican con comida, mantas, agua, ropa… Y niños. Así lo ha destapado el rotativo The Sun que afirma, mediante un reportaje audiovisual, que desde poco más de seis mil euros puedes llevarte a casa a un niño nepalí o de terrenos circundantes para trabajar en tu hogar. O lo que a otras mentes perversas se les ocurra.

Tras el terremoto ocurrido en Nepal en abril de 2015 las penurias para el país no han cesado. Con infraestructuras paupérrimas y una población de casi 29 millones de habitantes, el Gobierno no ha podido normalizar la situación de miles de familias pese a la ayuda internacional que proviene, principalmente, de Organizaciones solidarias No Gubernamentales. Este hecho ha favorecido la aparición de una situación no solo denunciable sino terrorífica: la trata de seres humanos. Y como siempre, del sector más vulnerable: los niños.

Familias que casi no pueden sobrevivir se ven forzados a ceder a uno de sus hijos (preferiblemente de edades superiores a los diez años) a mafias que traficarán con ellos vendiéndolos como esclavos. Aunque puedan parecer casos aislados, y que no afectan a occidente, la realidad es otra. El periódico denuncia que algunos de esos niños están llegando a Gran Bretaña para trabajar como esclavos, sin derechos ni protecciones, en casas de los locales. Ante esta denuncia, la titular de Interior británica, Teresa May, ha pedido a la policía que investigue si es cierto o no que se esté llevando a cabo la venta de niños supervivientes del terremoto de Nepal a las familias para trabajar como esclavos domésticos.

El periodista que, con cámara oculta, investigó esta situación se encontró con circunstancias esperpénticas como aquella en la que el traficante de niños aseguraba que debía llevarse un niño nepalí, ya que según sus propias palabras “son buenas personas. Son buenos para hacer todo tipo de trabajo doméstico y muy buenos cocineros”. Además, en el vídeo se pueden ver a tres de los niños con los que se trafica y sus caras y vocecitas.

Un niño en estas condiciones cuesta aproximadamente 500.000 rupias, es decir, unos 6.600 euros. ¿De verdad es cuantificable una vida?

En este link se puede ver el reportaje original: The Sun

Etiquetas: derechos del niño, niños, solidaridad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS