Vídeo de la semana

Conoce tus derechos

¿Pueden los papás pedir el permiso de lactancia?

Más allá del permiso de paternidad, muchos hombres desconocen que pueden ejercer su derecho de cuidado del lactante de forma individual; esto es, con independencia a si también lo hace la madre y a las condiciones que esta elija para disfrutarlo.

Lactancia paterna
Lactancia paterna (Foto: depositphotos)

Lactancia paterna es un concepto contemporáneo que puede chirriar si lo tomas de forma literal, pero que en realidad es perfectamente viable, ya que no deja de hacer referencia a que el padre se encargue de alimentar a su hijo recién nacido. La ley así lo contempla al permitir que tanto el papá como la mamá disfruten del permiso de cuidado del lactante, su nombre desde la última revisión de la ley al respecto en el año 2019, antiguamente conocido como permiso de lactancia

Este es un derecho fundamental del padre trabajador que no se puede ceder al otro progenitor. Por supuesto, es un permiso retribuido que la empresa debe cubrir por ley siempre y cuando el solicitante cumpla los requisitos, si bien tiene un límite que está estipulado en los nueves de edad del recién nacido, excepto en aquellos casos concretos donde el convenio laboral lo amplíe. El permiso da derecho a ausentarse hasta los nueve meses mencionados durante una hora al día dentro de la jornada laboral, si bien se puede dividir en dos fracciones de media hora, o reducir la jornada media hora al comienzo o al final de la misma. Y también es posible acumular toda la duración de este permiso -se conoce como lactancia acumulada-, lo que se traduce en aproximadamente quince días completos de permiso.

Requisitos para disfrutarla

Es una obviedad, pero conviene aclarar que es un permiso que ampara a los padres tanto de los bebés alimentados con leche materna como con leche de fórmula. La ley no discrimina un caso del otro, como debe ser.  Tampoco lo hace en el caso de padres de hijos no biológicos. Es más, la legislación vigente lo vincula al hecho biológico de la lactancia, un cuidado del bebé, por lo que no tiene en cuenta en las condiciones para que un padre pueda ejercer su derecho de cuidado del lactante si la madre trabaja o no. Del mismo modo, tampoco obliga la ley a que se coja de una forma determinada el permiso si el otro progenitor ha optado por una fórmula distinta dentro de las permitidas y anteriormente explicadas por ese carácter individual del derecho en cuestión. Es decir, la madre puede optar por acumularla, por ejemplo, y el padre por tener una hora al día durante su jornada. 

Es, en definitiva, un derecho individual que pueden ejercer tanto el padre como la madre al mismo tiempo siempre y cuando trabajen. Eso sí, es requisito fundamental presentar el preaviso a la empresa -los autónomos también pueden disfrutarlo- con quince días de antelación. 

Continúa leyendo