Sal de dudas

¿Puedo tener bonificaciones durante el embarazo si soy autónoma?

Te aclaramos qué ayudas y bonificaciones más importantes pueden solicitar tras dar a luz aquellas mamás que trabajan por cuenta propia.

Quien más, quien menos, todos tenemos claro que existen prestaciones y bonificaciones por maternidad para las mujeres que trabajan por cuenta ajena. Sin ir más lejos. Los cuatro meses de baja por maternidad que también pueden disfrutar los padres en nuestro país. Sin embargo, no está tan claro qué ocurre cuando la mamá o el papá son trabajadores por cuenta propia. Es decir, autónomos. Te lo contamos.

Lo primero que un autónomo no debe saber es que "durante el descanso por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural", se bonifican en un 100% las cuotas de la Seguridad Social. Así lo dicen las leyes y así lo confirmó recientemente la atención al usuario de la Seguridad Social en sus redes sociales.

Esto significa que no se debe pagar un solo euro “de autónomos”, tal y como solemos referirnos popularmente a las cuotas, durante los meses de baja por maternidad, que en este caso se llaman “período de descanso” porque también se incluye eso que un trabajador por cuenta ajena conoce como excedencia por cuidado de hijos. Esta bonificación es aplicable “a la base media de los 12 últimos meses”. Esto queda especificado en el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores.

16 semanas de baja

Además, una madre autónoma puede disfrutar de 16 semanas de baja por maternidad desde el día del parto, 6 de las cuales tienen que ser las consecutivas a dar a luz. El resto se puede transferir al padre o disfrutarlas a media jornada. Este derecho es común para madres que adoptan o que ejercen una tutela legal. Eso sí, la autónoma debe estar al corriente de pagos con la Seguridad Social, tiene que solicitarla en los 15 días posteriores al parto y ha de haber cumplido un mínimo de días cotizados a lo largo de su vida laboral o en los últimos años de la misma. De no cumplir estos requisitos, las madres autónomas pueden solicitar un subsidio durante 42 días naturales desde el parto cuya cuantía equivalente al 100% del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM)

Bonificaciones por periodo

También existen bonificaciones por el “período de descanso”. A partir de los dos años de dar a luz, adoptar o acoger a un niño, todo el tiempo que una madre autónoma quiere seguir sin trabajar tiene derecho a solicitar una reducción de 60 euros al mes siempre y cuando escoja la base impositiva mínima. Por su parte, aquellas trabajadoras autónomas que se reincorporen a su actividad profesional después de dar a luz antes de los dos años, también tienen derecho a una bonificación: en este caso, del 80% sobre la cotización por contingencias comunes. Para calcular la cuota a bonificar, el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores establece que se toma “el resultante de aplicar a la base mínima de cotización que corresponda el tipo de cotización por contingencias comunes vigente en cada momento". 

Y por último, entre las medidas más destacadas de las que también se pueden beneficiar las madres autónomas, destacan los 1.200 euros de educación al año en el IRPF, que también se pueden recibir mensualmente en cuotas de 100 euros. 

Continúa leyendo