Prueba de paternidad

¿Qué son las pruebas de paternidad y maternidad?

Estas pruebas se realizan para comprobar que existe una relación de parentesco entre quién la solicita y el niño a quién se reclama como hijo.

También te puede interesar: Suspendida la ampliación del permiso de paternidad a un mes
¿Qué son las pruebas de paternidad y maternidad?

La prueba de paternidadmaternidad –en menor medida-, suele solicitarse por dos razones: o bien demostrar que un hijo es tuyo o bien demostrar que un hijo no lo es.

Hablamos de pruebas de paternidad porque normalmente son los padres potenciales quiénes las solicitan ya que, en la mayoría de los casos, suele estar claro quién es la madre del niño, salvo algunas circunstancias.

La prueba de paternidad tiene por objetivo determinar, por tanto, el parentesco de primer grado entre niño y el posible padre o madre.

¿En qué consiste la prueba de paternidad?

La mejor forma para realizarla y la que mayor validez tiene es la prueba genética. En ese sentido, es mejor realizársela en un organismo público, como puede ser el Instituto Nacional de Toxicología, que depende del Ministerio del Interior. Esto se hace para tener garantía de que los resultados ni el propio análisis han sido manipulados. Igualmente, haciéndolo de esta forma, nos evitaremos posibles problemas ante un hipotético juicio.

Podemos dividir esta prueba, a su vez, en dos formas de realizarla, una menos invasiva que la otra:

  • La primera es mediante un análisis de sangre, tanto al padre potencial como al niño.
  • La segunda forma de realizarla es con la saliva. Con un pequeño frotis en la boca se coge la cantidad suficiente de ADN para determinar la relación de parentesco de primer grado.

La prueba de paternidad puede realizarse en cualquier momento, incluso estando el bebé aún en la tripa de la mamá.

Si se quiere realizar durante la gestación es muy simple: valdría con extraer un poco de líquido amniótico de la bolsa del feto y se puede realizar a partir de la semana quince de gestación. Por otro lado, también puede extraerse una muestra de vellosidad corial, que se encuentra en la placenta.

La diferencia entre la prueba de paternidad y maternidad

Hay una diferencia legal en cuanto a la prueba de paternidad y a la prueba de maternidad que viene dada por el hecho de tener el consentimiento de la persona a la que se le quiere realizar la prueba.

Si se quiere comprobar la maternidad de una mujer se puede realizar una prueba sin su consentimiento, pero con matices, es decir, el padre tiene que demostrar su paternidad legal mediante el libro de familia.

Si lo que se quiere comprobar es la paternidad se puede realizar la prueba sin consentimiento. En España la legislación sí lo permite y valdría con aportar una muestra anónima del ADN para establecer el vínculo de parentesco. Esto no tendría validez legal, aunque sí puede usarse con carácter informativo.

Para que tengan validez es necesario demostrar que las pruebas de ADN se hayan hecho al presunto padre o madre presentando ellos su identidad como puede ser un DNI o un libro de familia. Además, ante un juicio, es necesario que estas pruebas hayan conservado la cadena de custodia, es decir, que no hayan sido alteradas en ningún momento.

Lo que dice la ley

En caso de que alguien no quiera someterse a esta prueba no se le puede obligar –salvo que se haga sin su consentimiento que no tendría validez legal-. Sin embargo, si la persona se niega constantemente, el juez puede obligar a hacérsela.

Por otro lado, si el posible padre hubiese fallecido, también se puede realizar esta prueba a familiares de segundo o tercer grado.

Para presentar la prueba en un juicio, es necesario que se presenten otras pruebas entre quienes serían los padres, como fotografías, mensajes, etc.

Si un menor se ve dentro del proceso sus derechos tienen que estar garantizados. Cuando llega la sentencia –proceso que puede prolongarse hasta dos años-, y la prueba de paternidad sale positiva, el menor tendrá derecho a: llevar los apellidos de su padre, recibir una pensión de alimentos y tener lo que le corresponde por herencia. Además, si el padre lo solicita tendrá derecho a un régimen de visitas. Si el hijo fuese mayor de edad tiene derecho a su herencia legítima y a llevar los apellidos de su padre.

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas: derechos del niño, derechos padres, genética, maternidad, paternidad

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS