Sorprendentes declaraciones

Camilo revela que Evaluna se comió la placenta tras el parto de su hija

El artista colombiano lo ha contado en su segundo paso por el plató de ‘La Resistencia’.

Camilo sigue de promoción por las televisiones nacionales. Si hace unos días fue el invitado estrella de El Hormiguero, esta semana ha sido uno de los famosos que se ha sentado en el sofá de La Resistencia

Durante su paso por el programa, el artista colombiano ha confesado un detalle hasta ahora desconocido del parto de Evaluna, la madre de su hija Índigo, nacida a comienzos de abril: la cantante y actriz decidió comerse la placenta de su hija recién nacida una vez encapsulada.

"A mi esposa se la encapsularon (la placenta) y se la comió", ha confesado en el programa de Movistar+, un comentario que ha generado muchos comentarios en las redes sociales en las últimas horas, eclipsando otros detalles del paso de Camilo por el programa de humor. Uno de ellos, el original regalo que le hizo al presentador, David Broncano: un pañal de su hija Índigo. “Como me dijiste que el otro regalo que te hice —una cuerda de un instrumento suyo— fue una ‘mierda’, he pensado en traerte un regalo ‘de mierda’ de verdad”, le dijo al cómico entre la carcajada general del público y del propio Broncano.

Después de confesar que Evaluna se comió la placenta, Camilo se puso serio un minuto para referirse al parto de Índigo. “El partido fue largo pero fue precioso”, explicó. “Después del parto, el nivel de respeto y admiración que siento por mi esposa…”, añadió el colombiano, que no remató la frase con palabras pero sí con el tono y su lenguaje gextual, demostrando que todavía tiene a flor de piel el recuerdo que vivió el 6 de abril en su casa de Miami, donde nació Índigo. 

No hay evidencias científicas

La decisión de Evaluna de comerse la placenta de su bebé no es habitual pero tampoco una novedad. De hecho, hay mujeres famosas que ya lo han hecho antes. Que se sepa, Kim Kardashian, que lo hizo en su segundo embarazo, tras encapsular en píldoras la placenta. También su hermana Kourtney y la actriz y cantante Hilary Duff lo hicieron en su momento. 

Aunque hay quien insiste en sus beneficios para recuperarse durante el posparto, no existe evidencia científica alguna de que comerse la placenta, un hábito que tomamos de las costumbres de la mayoría de los animales mamíferos, tenga impacto positivo alguno en la salud de la madre.  

Es más, los especialistas en nuestro país lo desaconsejan, como ya quedó plasmado en el llamado Informe Doulas firmado por el Consejo General de Enfermería y publicado en el año 2015. En él se advertía de los riesgos del parto en casa en nuestro país y de los riesgos que conllevan hábitos concretos como el ingerir la placenta. 

En la misma línea se expresaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades —la agencia de salud pública de Estados Unidos, donde partir en casa es más común que en España—: esta institución advirtió cuando se puso de moda el hábito de comer la placenta que ninguna forma de preparar la placenta garantiza que se eliminen por completo la presencia de bacterias y virus infecciosos en ella.  

Continúa leyendo