Maternidad

Chiara Ferragni se sincera sobre sus miedos tras la maternidad

Después de la llegada de su primer hijo Leone hace casi dos años, la influencer italiana Chiara Ferragni ha hecho públicos a través de sus redes sociales los principales miedos y preocupaciones a las que hace frente desde entonces.

La maternidad cambia por completo la vida de cualquier persona: nuevas prioridades, rutinas, cambios físicos evidentes o nuevas preocupaciones son solo algunos de los cambios típicos. La influencer italiana Chiara Ferragni ha experimentado, de primera mano, todos y cada uno de los cambios después del nacimiento de su hijo Leone, hace casi dos años. Y es que, detrás de la vida aparentemente idílica que vive en redes sociales, se esconden una serie de nuevos miedos y ansiedades que ha decidido compartir en su perfil de Instagram en el que cuenta con más de 18 millones de seguidores (y que nosotros sabemos que son típicos en cualquier mamá y papá que se precie). En el post, al que acompaña de una foto de ella junto a su bebé recién nacido, expone de manera pública todo lo que ha causado en su persona la maternidad en busca de respuesta y ayuda de otras madres que estén pasando por lo mismo.

“La maternidad me ha dado el mejor regalo de mi vida, pero también me hizo ser una nueva persona”, comienza su reflexión. Deja claro, a su vez, que esta nueva faceta ha hecho que su empatía con las personas de su entorno haya aumentado: “comprendí el verdadero significado de la empatía y nunca me he sentido tan conectada con las personas de mi entorno”.

Sin embargo, no es oro todo lo que luche y no son estas las únicas personas con las que ha empezado a conectar de manera casi mágica. La diseñadora también deja claro que desde que es madres empatiza mucho más con las desgracias ajenas: “cuando siento que otras personas sufren, también sufro con ellas y, mientras que antes el dolor de otras personas era soportable, ahora no lo es”. Continúa diciendo que si lee una noticia como, por ejemplo, que un bebé haya sufrido un accidente, siente un dolor en el estómago que le dura varios días, incluso si no conoce a esa persona de nada. “La mayoría de las veces comienzo a llorar y, de repente, me encuentro abrazando a Leo”. Algo que, sin duda, va en el instinto maternal.

Nuevos miedos

Para acabar, habla de algo muy común entre madres y padres primerizos como son los miedos y las ansiedades que aparecen después del nacimiento: “tengo nuevos miedos y ansiedades que nunca pensé que podría experimentar y que ahora son parte de mi vida cotidiana. Supongo que cuando aparece la maternidad y encuentras una nueva razón para vivir, tienes miedo de que algo malo suceda y te quite esa felicidad plena”.

Para acabar, cierra haciendo una reflexión que sitúan a los cambios hormonales como posibles sospechosos de estos nuevos miedos y pide ayuda a otros padres para lidiar con todo lo que le ocurre.

Efectivamente, Chiara, ser madre no es fácil y trae a los papás muchos cambios que no se imaginaban cuando se decidieron tener un hijo. Hay una parte muy bonita que tiene al amor como protagonista: de repente, como tú dices, todo toma un sentido y tienes una excusa nueva para seguir viviendo: tu pequeño. Sin embargo, a ello se le suman una serie de preguntas sobre alimentación, llanto o cuidados que nunca te imaginabas e, incluso, unas inseguridades que no desaparecerán nunca de tus pensamientos (aunque el bebé sea ya mayor de edad y se independice).

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo