Historias virales

El decálogo de normas para usar el teléfono móvil que podrás usar con tu hijo adolescente

Un juez y su mujer, a través de un curioso contrato, establecen una serie de normas a seguir para que su hija (de 12 años de edad) pueda usar el teléfono móvil.

El pasado 8 de Mayo, el usuario @JudgeTheZipper subía a la red social Twitter un curioso contrato en el que se leían una serie de normas a seguir respecto al uso del móvil para su hija. Como era de esperar, el tweet en el que se muestra el contrato (que cuenta con más de 7.000 retweets y aproximadamente 23.600 "likes"), ha sido objeto de comentarios positivos y también negativos.

El uso del móvil de esta joven estará regulado por un juez
Fuente: iStock

Citamos, textualmente, el contenido de las normas que ha compartido:

"Papá y mamá pagan Internet. Por tanto, en cualquier momento, podemos pedirte el teléfono y ver lo que hay en cualquier aplicación y tenemos que conocer las contraseñas.

La instalación de aplicaciones de redes sociales sólo podrá realizarse con previa autorización nuestra y, en su caso con las decisiones que fijemos entre las que podrán estar, el uso compartido de la cuenta.

Su uso se limitará a las horas acordadas.

No puedes reenviar a otros amigos mensajes que te lleguen y que sean ofensivos para otros niños o de mal gusto o que se vea a gente siendo lastimada, siempre y en todo caso si recibes algunos de estos mensajes tienes que decírnoslo.

El móvil no se lleva al colegio.

No se utiliza en la mesa mientras se desayuna, come o cena.

El teléfono queda fuera de la habitación por la noche, para despertarse, un despertador. 

Estas normas se aplican a otros dispositivos.

El incumplimiento de alguna de estas normas conllevará a la pérdida temporal del teléfono. La reiteración en el incumplimiento supondrá la pérdida definitiva del teléfono."

Las reacciones de Twitter

Como decíamos, el tweet que nos ocupa hoy ha sido blanco de diferentes tipos de comentarios. Publicaciones como estas siempre generan controversia en las redes y este caso no ha sido la excepción. 

El usuario @espepita_grillo comentaba lo siguiente: "A la mia le di un iphone 6 q tenía x casa. Está todo restringido excepto llamadas y sms. Y desde mi cuenta puedo ver donde está. No puede instalarse nada en el móvil. Ni redes sociales ni WhatsApp.  Es lo que hay". Esta madre comparte la opinión de @JudgeTheZipper y restringe el uso del móvil a su hija, pero hay otros usuarios que ven esto como un exceso.

Este es el caso de @kikerm878 quien escribe esto: "Entiendo la desconfianza con el mundo exterior pero eso no debe prevalecer a la relación con un hijo y la vulneración de su intimidad. eso solo genera más desconfianza. Si uno quiere a su hijo haga lo que haga, prevalecerá la confianza y la ayuda cuando no todo sale bien".

La adicción al teléfono móvil

Hace no mucho tiempo, se acuñó el término nomofobia. La nomofobia es la adicción al uso del teléfono móvil. Esta es una de las adicciones no químicas de la nueva era y quienes más lo sufren son los adolescentes y preadolescentes.

Según Sanitas, un adolescente que sufre de nomofobia, se caracteriza por padecer un estado de ansiedad permanente. A lo largo de su día dedica muchas horas al móvil y vive pendiente de mensajes y notificaciones. Esta adicción puede afectar a su rendimiento académico y a sus relaciones sociales y familiares. "No es capaz de desconectarse del mundo electrónico que se ha construido pues para él significa no existir".

Para intentar atajar este problema, los expertos de Sanitas, recomiendan concienciar a nuestros hijos de hacer un uso responsable y correcto de estas nuevas tecnologías. No se trata de prohibir el uso de dispositivos móviles a nuestros adolescentes.

Continúa leyendo