Conciliación en tiempos de pandemia

La dificultad para conciliar en pandemia es real en España: el mensaje de una profesora que lo demuestra

Los padres no pueden coger baja laboral si su hijo da positivo por COVID-19, ni mucho menos si es contacto estrecho. Además, prefieren alejarlos de los abuelos ante una sospecha de positivo por el miedo a contagiarlos. Entonces, ¿qué pasa con los niños? La realidad de la conciliación en un tuit.

Ya os hemos contado que, debido a los nuevos protocolos para hacer frente a los contagios, las clases de Infantil y Primaria solo se confinarán si hay 5 o más positivos, o un 20% o más de los estudiantes contagiados. Si hay menos de esa cifra, serán considerados contagios esporádicos y, por ende, ningún compañero de clase tendrán que guardar cuarentena: tan solo el niño que sea positivo.

Además, os hemos contado que si los padres de ese niño positivo están vacunados con la pauta completa, ya no serán considerados contagio estrecho de positivo y, por lo tanto, no tendrán que guardar cuarentena. ¿Qué significa esto? Que, aunque su hijo sea positivo por COVID-19 y, por tanto, tenga que guardar cuarentena de una semana en casa, sus padres no podrán coger la baja laboral para quedarse cuidando de ellos. Y deja abierta una debilidad: ¿quién cuida a ese niño, entonces? ¿Se lo dejan a los abuelos, a pesar de saber que son personas de riesgo?

La realidad de la decisión de muchas familias la ha contado en Twitter la usuaria @PaulaBlooom, profesora de refuerzo en Primaria en un colegio español.

¿Se están callando los niños los síntomas?

Según cuenta en un hilo de Twitter que ya se ha hecho viral, una de sus compañeras maestras vio cómo ocho niños de su clase tenían “mala carilla, ojeras, tos, mocos”, así que les preguntó uno a uno si se encontraban mal.

“Y uno a uno apretaron los dientes bajo la mascarilla: no…”, recuerda. Pero, acto seguido, uno de ellos se echó a llorar desconsolado avisándole de que en realidad no se encontraba bien, pero que su padre le había dicho que no dijera nada en el colegio. “Los otros siete enfermos siguieron el hilo de su compañero diciendo lo mismo”, afirma Paula.

“A todos les habían dado chute de antiinflamatorio y al cole, pero se había pasado el efecto”, continúa, mientras explica que todos tenían fiebre.

¿Qué está pasando con la conciliación?

Aunque no podemos comprobar que la historia sea verídica en su totalidad, el tuit y, sobre todo, la reflexión posterior que hace Paula dejan en entredicho la supuesta conciliación familiar, más esencial que nunca ante la avalancha de contagios: “No juzgo en absoluto a las familias que necesitan ir a trabajar para comer y su único recurso para conciliar es la escuela. No juzgo que estén aterradas y sin medios, pero me preocupa que los niños estén poniendo por delante su propia salud la conciliación laboral de sus familias con absoluta consciencia”, sentencia en la red social.

Red social que aprovecha, de la misma manera, para pedir soluciones ante la avalancha de contagios y las pocas salidas que quedan a las familias para cuidar de los niños que, aunque no tengan síntomas, tienen que guardar cuarentena en casa, al menos, durante siete días.

“No es responsabilidad de los niños, pero se la estamos cargando”, termina la maestra.

Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo