Pediatra

Este doctor consigue que los bebés se rían y pierdan el miedo a las inyecciones

Sí, sí, como lo lees. Este doctor de Nueva York, tiene una técnica que no falla para aliviar el dolor que sufren los pequeños con las inyecciones: música y cosquillas. ¿Se os ocurre una mejor combinación?

bebe sonriendo mientras el medico le pone una vacuna
Fuente: @babynoahg2020

La visita al médico es uno de los momentos más temidos tanto para los padres como para los hijos. El miedo a sentir dolor ante alguno de los procedimientos les llena de una preocupación y desconfianza que hace que la cita no sea nada agradable.

Menos aún si lo que le toca es ponerse una inyección, una de las principales fobias de todo niño. Los peques se ponen muy nerviosos cuando ven a la aguja aproximarse hacia su brazo y la reacción más común son gritos y lloros muy escandalosos.

¡Se nota que no conocen al doctor William Gerba! Este pediatra, que trabaja en el hospital pediátrico MDS4KIDS, de Nueva York, se ha hecho famoso gracias a la plataforma de TikTok porque consigue transformar los miedos de los bebés en sonrisas y carcajadas.

¿Qué cómo lo hace? A través de una rutina muy simpática caracterizada por entonar canciones y hacer cosquillas a sus pacientes. Una mezcla que seduce a todos los bebés y niños que cuando se quieren dar cuenta, ya han recibido el no tan terrible pinchazo.

La madre de Noah, un bebé de cinco meses, compartió en TikTok un vídeo en el que aparecía el médico Gerba jugando con la aguja en la piel de su pequeño. William pasaba el instrumento sanitario por sus piececitos, el cuello, la tripa y la cabeza, haciéndole cosquillas y, mientras que Noah no dejaba de reír, de repente y en pocos segundos, le puso la vacuna.

El vídeo ya supera los 10 millones de visitas de usuarios que seguramente desearían ponerse en las manos de este increíble doctor.

Para aliviar el dolor de las vacunas

El principal motivo que lleva a los niños a llorar y llorar sin parar a la hora de ponerse una vacuna es el no entender lo que está pasando ni por qué les están haciendo pupa. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece una serie de pautas para aliviar el dolor de los niños entre las que destacan, por un lado, que los padres o responsables del menor estén siempre presentes para que él se sienta seguro. Por otro, dar el pecho durante la vacunación o inmediatamente después a modo de analgésico. También desde la OMS apuestan por distraer la atención de los menores de seis años con juegos, música e incluso, vídeos.

Desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) apoyan la conocida como 'tetanalgesia': la introducción de líquidos dulces o el contacto piel con piel, es decir, los abrazos como técnicas para aliviar el dolor de las vacunas en los más pequeños.

Ahora podemos incluir la opción Gerba, entretener a los peques con cosquillas y juegos con la aguja para que le pierda el miedo a la inyección y así se relaje y disminuya el dolor que sufre el pequeño. ¡Resultados visualmente probados! Y una suerte para las familias contar con un médico con tanto amor hacia su profesión y hacia sus pacientes.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo