Un reencuentro muy especial

El emotivo reencuentro de un niño con su padre tras dos años sin verse: “Dios, gracias”

A veces las redes sociales nos dejan con momentos lo más especiales, y este reencuentro entre padre e hijo es uno de ellos. No puede ser más sincero.

En ocasiones, las circunstancias de la vida hacen que las personas tengan que alejarse por un tiempo de sus hogares y, por desgracia, de sus familias. Pero eso no quiere decir que el cariño y el amor desaparezca. Así lo han sabido demostrar un padre y un hijo que han vuelto a encontrarse después de dos años sin verse. El emotivo vídeo que lo muestra se ha vuelto viral.

La grabación en la que aparecen ambos protagonistas se ha viralizado después de compartirse en TikTok. Y es que, pese a ser un vídeo breve, las emociones que provoca en cualquiera que lo ve son enormes. En él podemos ver cómo un niño se reencuentra con su padre tras dos años sin haberse visto.

Fue publicado por un periodista llamado Jean Carlos García que comentaba así en la descripción: “Mi primito reencontrándose con su papito”

En las imágenes aparece Thiago, un niño venezolano al que le piden que abra la puerta de casa, pero eso sí, sin decirle quién se encuentra tras ella para mantener la gran sorpresa hasta el último momento. Cuando la abre y el niño se da cuenta de que es su padre, no puede evitar correr hacia él y le da un increíble abrazo.

De hecho, se oye perfectamente al menor gritar entre lágrimas y de la forma más sincera: “¡Papi, papá! ¡Dios, gracias!”.

Al padre, por su parte, que lleva consigo unos juguetes en el brazo (seguramente para el niño), también se le aprecia emocionado e inmediatamente abraza con fuerza a su hijo, deja las cajas a un lado y lo coge entre sus brazos. Dejando una estampa de lo más bonita.

El momento más emotivo

En la descripción de la publicación, leemos, entre otras, etiquetas como #venezuela o #migracionvenezolana, lo que lleva a pensar que se trata de un caso en el que el padre protagonista del vídeo tuvo que viajar a otro país para buscar oportunidades, seguramente debido a la actual crisis en la que se encuentra el país venezolano.

No es de extrañar, entonces, que la grabación acumule más de siete millones de reproducciones, más de un millón de “me gusta” y miles de comentarios, pues teniendo en cuenta el contexto, la escena es de lo más especial. Esperamos que padre e hijo puedan disfrutar por fin de todo el tiempo que no han podido pasar juntos.

Continúa leyendo