Vídeo viral

El truco viral de una madre para calmar la rabieta de su hijo

Una madre utiliza la grabación de las cámaras de seguridad de su propia casa para dar una lección con su hijo que se ha hecho viral en la red social TikTok.

Destiny Bennett es una madre estadounidense de 29 años que ha utilizado la plataforma TikTok para dar voz a un problema de lo más cotidiano. Esta mamá, aprovechó una grabación tomada por las cámaras de seguridad de su propia casa en un momento en el que su hijo estaba muy enfadado.  

Calma para conseguir calma

En el vídeo, Bennett, explica en un estado de calma total a su hijo los motivos por los que no debe estar enfadado. Lo que más llama la atención es la manera de llevar la conversación: el tono tranquilo en la voz, la gesticulación calmada o ponerse a la altura del niño para que pueda identificar mejor el por qué de su llanto. De esta forma es como la  madre consigue transmitir a su hijo la calma que a él le falta. 

"Te amo. ¿Sabes cuánto te ama mamá?. Puedo ver lo enfadado que estás y quiero que te sientas mejor. A veces, conseguir las cosas que queremos es lo que nos hace sentir bien, pero a veces no podemos lograrlo. Y está bien estar enfadado, pero luego tenemos que ser capaces de dejarlo ir y entender que no vamos a conseguir lo que queremos y tenemos que encontrar otra forma de hacer que nuestro cuerpo se sienta mejor. Te amo". 

"Mucha gente vendrá a mí y me dirá que tengo mucha paciencia", dijo Bennett sobre su aplomo en ese momento en una entrevista para el diario Today. "Pero no siempre es así. Todavía tengo mis momentos en los que la pierdo y tengo que volver con mis hijos y disculparme y hacerles saber que yo también estoy teniendo un mal día". 

@thebennettgang

Reply to @renewaldoctrine ❤️

♬ original sound - destiny Bennett

Técnicas de relajación

La discusión se generó por unas piezas de Lego que debe compartir con sus hermanos. "Es un niño muy emocional y, a veces, la lógica simplemente no funciona con él", afirmó la madre. Comenzó a pisotear y a gruñir e intenté practicar todas las  técnicas para calmarle, preguntándole a mi hijo si quería que lo  abrazara, si quería meditar o si quería ir a la esquina de la calma, pero nada funcionó, hasta que mantuvieron esta conversación y logró que el niño dejara atrás su frustración.

Así es como un vídeo en una red social nos demuestra una vez más que los niños reaccionan bien cuando se utiliza la empatía, se normaliza el hablar de las emociones y se escucha sin menospreciar sus problemas con gritos y pérdidas de paciencia.  

Continúa leyendo