Educación

El vídeo de un policía que muestra que solo es necesario un minuto para secuestrar a un niño

Un policía de Logroño ha llevado a cabo un experimento en varios parques en los que se ha hecho pasar por pederasta. ¿El objetivo? Mostrar a los padres la importancia de vigilar a los niños: solo necesitó un minuto para convencer a una pequeña de que se fuera con él.

experimento secuestro
Fuente: Cuatro

Cuando la sociedad todavía no se ha recuperado del escalofriante secuestro y posterior asesinato de un niño de nueve años en Logroño, los cuerpos de seguridad del estado hacen gala de su conocimiento para mostrar a los padres la importancia de no descuidar a los pequeños ni un segundo ni fuera ni dentro de casa.

De hecho es que no solamente eso es necesario. También es de vital importancia que los niños reciban desde pequeños una buena educación que les ayude a entender por qué no solo no se deben ir con nadie que no conozcan, sino también por qué no deben coger nada que les ofrezca alguien que no es de su entorno. Y que siempre tienen que llamar a mamá, papá o al adulto que esté con él en ese momento para comunicarle todo. Claro, siempre adaptando el mensaje a su nivel de aprendizaje.

Pues bien, como decimos, tragedias como la acontecida hace tan solo unos días en Logroño vuelven a poner de manifiesto la necesidad, también, de concienciar a los padres y Salvador Martí, Policía Local de esa localidad, está intentando conseguirlo por medio de un experimento social. Un experimento social en el que se convierte en pederasta y al que ha apodado como ‘Depredador’. Hace unos días presentó en el programa de Cuatro ‘Horizonte’, conducido por Iker Jiménez.

Solo hace falta un minuto para secuestrar a un niño

El experimento en sí consiste en lo siguiente: Salvador llega a un parque, se dirige a los padres y se identifica como Policía Local. Una vez que los padres saben quién es, les pide permiso para grabar al menor con cámara oculta y simular un secuestro. Han sido muchos los padres que han aceptado que sus hijos participen y las cifras son escalofriantes: de los doce intentos que llevaron a cabo, consiguieron que once saliesen como se esperaban: fueron once los niños que aceptaron irse con el ‘extraño’. El único que no quiso irse con ellos, sí aceptó las chucherías que intentaron darle.

Asegura que los padres confían en que sus hijos no se van a ir con extraños pero que, a la hora de la verdad, esto no es tan así. “Una madre brasileña me dijo, inténtalo pero ya te digo que mi hijo no se va a ir contigo porque a mí me secuestraron de pequeña y no paro de repetirle que no puede irse con extraños”, decía. “Sin embargo, a ese niño fue al que menos nos costó convencer”, prosiguió.

Con esta premisa, Salvador llegó al programa dispuesto a enseñar una muestra de lo que es el experimento. Así hemos podido conocer cómo actúan los pederastas.

En su papel, se acerca a una pequeña de tres años y, en un minuto y dos segundos exactamente, consigue que la niña se vaya con él. Sin usar violencia, ni miedo. “¿Quieres venir a ver los cachorritos?”. Esa frase es la única que necesita para acabar de convencerla.

En este enlace puedes ver el vídeo completo. Adelantamos que es bastante escalofriante.

Proyecto Alexia: concienciando a la infancia

El experimento social en cuestión forma parte del Proyecto Alexia Enséñanos que encabeza Salvador Martí. Un proyecto educativo-policial que, a través de una marioneta llamada Alexia, enseñan a los niños de entre 3 y 8 años pautas de seguridad y auto-protección.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo