Mamás famosas

Engordar 20 kilos en el embarazo no es difícil: Blake Lively lo demuestra

Las famosas también entrenan duro para volver a recuperar la figura después de dar a luz. Blake Lively nos ha mostrado cómo ha perdido los 27 kilos que ganó.

Si pensamos en una famosa embarazada, automáticamente se nos viene a la cabeza su fabulosa figura e imagen poco tiempo después de dar a luz. Y, aunque es cierto que muchas se someten a tratamientos para estar radiantes cuanto antes, no todas lo hacen.

Ellas también engordan en el periodo de gestación. A ellas también les cambia el cuerpo y Blake Lively ha sido una de las últimas famosas en dar cuenta de ello a través de su cuenta de Instagram. La protagonista de Gossip Girl está casada con Ryan Reynolds y ambos son padres de dos niñas: James, que nació en diciembre de 2014, e Inés, que tiene un año y medio. Sus embarazos fueron demasiado seguidos y, por ello, no le dio tiempo a recuperar su figura entre uno y otro. Ha afirmado que engordó 27 kilos entre los dos embarazos y que ha tardado 14 meses en perderlos.

Ahora, ha dado una lección en Instagram, red social a través de la cual ha hablado sin tapujos de los kilos que cogió durante los dos embarazos y del esfuerzo que le ha costado volver a su figura de antes de dar a luz. Nos demuestra, así, que las famosas no tienen poderes e, igual que todas las mamás, necesitan muchos meses de esfuerzo y dieta para conseguir recuperarse por completo del posparto.

En el post cuenta sin problema que engordó 27 kilos y que, además, es consciente de que no se pueden perder simplemente viendo fotos de Instagram y lamentándose de no estar como antes. “Gracias a @donsaladino por poner mi culazo en forma. Tardé 10 meses en ganar y 14 en perder. Me siento muy orgullosa”.

Otra de las famosas que nos ha mostrado a la perfección cómo cambia el cuerpo durante el embarazo y nos está mostrando su recuperación es Tamara Gorro a través de su Instagram y su canal de Youtube.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo