Noticia viral

¿Eres la responsable de acordarse de todo en casa? Prueba lo que hizo esta bloguera

La desigualdad a la hora de realizar tareas domésticas sigue estando a la orden del día en muchos hogares. Una bloguera australiana se ha revelado contra esto.

Bloguera

Constance Hall es una bloguera australiana bastante famosa, con más de un millón de seguidores en Facebook, por sus reflexiones realistas, empáticas, sinceras... Su mensaje por la identidad de las mujeres (más allá de su condición de mamás) ha tenido un impacto absolutamente viral. Entre ellos, la maternidad o las tareas domésticas que tiene que hacer siempre que está en casa. 

Hall publicó el 29 de enero en Facebook un texto explicando la frustración que sentía al tener siempre la mente ocupada con cosas de su hogar: qué hay que hacer, quién lo hace, qué hace falta en la nevera, ¿esto está hecho? El post acumula en nueve días 200.000 reacciones, más de 100.000 compartidos y 31.000 comentarios, entre los que destacan los de otras mujeres que narran historias semejantes. “Parece que no estoy sola”, escribía la bloguera días después.

Este último post nos ha dejado a todos con la boca cerrada. ¡Lleva toda la razón, y todavía nos queda mucho terreno por la equidad e igualdad! 

El pasado 28 de enero, Constance recibió en casa a algunos amigos y, tras decirles que estaba agotada, le ofrecieron su ayuda con una buena intención: “si necesitas ayuda, solo tienes que pedirlo, nosotros a priori no sabemos en qué podemos ayudarte” (y parece la típica respuesta que le damos a nuestra madre cuando nos dice que barramos el suelo) pero, lo que no se esperaban, era su reacción.

Cuenta en su post que al principio le pareció buena idea y que decidió hacer una lista con todas las cosas en las que necesitaba que alguien le echase una mano pero, su sorpresa, vino cuando todo estaba hecho. “¿Sabéis qué pasó cuando dejé de preguntar? NADA”. Molesta, comenta que todo siguió como antes de pedir la ayuda y que, con esa reacción, se dio cuenta de una cosa: “mi trabajo no es pedir ayuda ni hacer p*** listas”. Afirma que está harta de que el trabajo que ella hace no sea una carga de los demás también. ¿Y tú? 

Efectivamente, Hall no está sola. Y reconoce estar agotada. ¿Por qué? Porque tiene que aguantar la carga mental que supone estar pendiente de todas las tareas de su familia (planificarlas, coordinarlas, tomar decisiones…). Todos somos capaces de reconocer situaciones que están ligadas con este concepto, aunque no se le haya puesto nombre hasta hace poco tiempo.

En un post posterior a ese afirma que después de hacerse viral, su marido ha tomado otro rumbo en los acontecimientos. “Ha estado toda la semana ayudando sin que se lo pidiera”. Dice que le confesó que lo siente mucho y está haciendo todo lo posible por hacerle la vida más fácil.

CONTINÚA LEYENDO