Viral

Esta joven repartidora de comida lleva a sus dos hijos a cuestas mientras trabaja

Una mujer ha sido fotografiada en el transporte público de Rusia con una mochila gigante de una cadena de reparto de comida a domicilio, su bebé encima y de la mano de su otra hija. Te contamos la historia detrás de esta polémica foto.

Hace unos días, la imagen de una madre joven rusa con sus dos hijas a cuestas recibió una atención generalizada y se volvió viral dentro y fuera de su país.

¿La razón? En las fotos se podía observar a la mujer con una gran mochila isotérmica de una empresa de reparto de comida a domicilio a su espalda, por delante llevaba un portabebés con una de sus hijas dentro y con una mano, agarraba a la otra. Las tres se encontraban en el transporte público rumbo a repartir la comida (el trabajo de la joven).

¿Cuál es la verdadera historia detrás de la foto?

Resulta que la atención pública centrada en la mujer, Lada Koroleva, de 19 años, y sus hijas, no es nada nuevo. Lada es una figura conocida en Moscú y ha aparecido en reiteradas ocasiones en los medios de comunicación hablando de su situación.

En el lenguaje local, es casi el equivalente a una influencer. En una de sus últimas publicaciones, en la que aparecía ella junto a una de sus hijas mientras realizaba los recados, recibió más de 3000 me gusta. El texto que acompañaba la foto, traducido del ruso, decía:

"La mascarilla de administración es muy grande, ¿para qué tipo de rostro está diseñada? ¿Alguien me puede sugerir opciones de trabajo remoto sin depender de un pago diario? Puedo limpiar pisos, la condición principal es que tenga conmigo a mis hijas y ya está. Os queremos ❤ Os mostraré todo en mis historias".

Todo comenzó con una simple foto tomada en su ciudad natal, Rostov-on-Don, en marzo de 2019. Una chica rubia con una chaqueta de repartidora de color amarillo fosforito y una enorme mochila sobre los hombros caminaba por las calles empujando un cochecito de bebé frente a ella. En él estaba su hija de siete meses por aquel momento, Lada tenía solo 18 años.

Igual que en esta ocasión, la foto llegó a los hogares de toda Rusia a través de Internet y pronto la apodaron 'la madre heroína de Rostov'. Decenas de mensajes inundaron las redes sociales para apremiar su valentía y sacrificio. "La pobre niña todavía es una niña", decían algunos. Otros sostenían que "mientras los hombres están acostados en los sofás, ella trabaja duro con su hija". La fama de la mujer llegó desde las redes sociales a las redacciones de los medios de comunicación, todos querían contar su historia.

"Mi marido no trabaja y es huérfano. No tengo relación con mi madre, estaba en contra de nuestra boda porque pensaba que era demasiado pronto. Mi familia es escasa, así que tengo que ir a trabajar con mi hija" dijo Lada para un medio de comunicación de Moscú.

La polémica detrás de Lada

A raíz de estas declaraciones, fueron muchos los ciudadanos de todo el país que quisieron ayudar a Lada y a su hija. Tan pronto como la noticia se extendió, les empezaron a llegar paquetes con comida para bebés, pañales, ropa, juguetes para el bebé y hasta dinero.

Durante seis meses compartió en redes sociales y en medios de comunicación su vida familiar y laboral así como la mala relación con su marido. De hecho, eran muchos los usuarios que la instaban a divorciarse, "cariño, él no es pareja para ti, ¡vete, divorciate!", decían muchos comentarios. Tras este tiempo en el punto de mira, Lada desapareció por completo de la vida pública. Nadie volvió nunca a saber qué había pasado con la joven Lada y su hija hasta que en noviembre apareció una nueva foto en la que salían ella, su pequeña y un nuevo bebé en brazos.

Con todo esto, hay quién acusa a Lada de hacer lo que hace para ganar fama y dinero a costa del público. También se ha especulado sobre el bienestar de sus hijos, con afirmaciones de que es posible que no estén recibiendo la ayuda que necesitan, como vacunas y una nutrición adecuada.

Ella responde que su única intención es encontrar un trabajo, "solo quiero encontrar un trabajo. No por un día completo, por supuesto, porque tengo hijos. Por ejemplo, podría limpiar los apartamentos. Lo hago bien y no pido mucho dinero. Ese es mi sueño ahora mismo".

Continúa leyendo