Una reacción viral

Esto es lo que pasa cuando comes chuches a escondidas de tus cuatrillizos

Esta madre solo quería un poco de intimidad. ¿Lo conseguirá?

regaliz

Los bebés y los niños nos regalan momentos tan dulces como ellos mismos. Y tan dulces como un regaliz, que es el protagonista de esta curiosa historia viral protagonizada por una mamá de cuatrillizos. Ashley Gardner solo buscaba un momento de tranquilidad y desconectada del ajetreo de sus cuatro hijas para saborear una deliciosa chuchería.

La única manera que se le ocurrió de ‘escapar’ de sus hijos fue meterse en la despensa, cerrar la puerta y empezar a disfrutar del regaliz. Ella misma colgó el vídeo del momento en su cuenta personal de Facebook, y os avisamos, el final no tiene desperdicio.

Ashley no quería que sus pequeñas la vieran comer dulce porque enseguida le iban a pedir y no quiere que abusen de él, por eso decidió comérselo en la intimidad. Sin embargo, su intimidad se vio alterada cuando se percató que una de sus había dado con su localización y estaba mirando qué hacía su mamá por debajo de la puerta. Y es que, como dice el popular dicho, la policía no es tonta.

Las peripecias de esta familia son muy conocidas e incluso tienen un perfil oficial de Facebook. Indie, Esme, Scarlett y Evangeline son dos parejas de gemelas que fueron concebidas mediante fecundación in vitro y nacieron en diciembre de 2014. Un caso muy particular ya que la probabilidad de que eso ocurra es de 1 entre 70 millones de embarazos. Le tocó a Ashley y ahora lo disfruta y comparte con sus seguidores.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS