Eva González

Eva González sobre la maternidad: “no todo es perfecto y bonito”

La presentadora ha acudido a su primer acto público después de ser madre y se ha sincerado sin pelos en la lengua sobre todo lo referido a la maternidad.

La presentadora fue madre de un niño el pasado mes de marzo y, hasta ahora, no había hecho su primera aparición pública. No hace falta pensar mucho para saber que todas las preguntas de la prensa en su primer photocall sin barriguita iban a ir destinadas a cómo está llevando su recién estrenada maternidad.

La presentadora, lejos de evitar las preguntas, ha sido muy clara y tajante con todos los temas que le han preguntado, pese a que sus respuestas no gusten a todas las mamás.

En el evento se ha podido ver a una Eva González casi totalmente recuperada de las secuelas que produce el posparto. Estaba radiante y eso que, tal y como ella misma ha afirmado, no ha hecho ninguna dieta. “No gané mucho peso durante el embarazo y me he quedado prácticamente igual que antes”.

Con respecto a su bebé, ha dicho a los medios que es muy bueno pero que se están adaptando el uno al otro. La presentadora es consciente de que la llegada de un bebé significa un cambio enorme en la vida de la mamá y por ello confirma que se están adaptando el uno al otro. “El que diga que en la maternidad todo es perfecto y bonito, miente. No lo es. Hay momentos que son preciosos y otros que, con un bebé, son bastante estresantes.”.

Además, de una forma muy clara también ha afirmado que entiende a Samanta Villar y que no la parece justo que se le criticase por hacer las famosas declaraciones en las que hablaba sin tapujos de su maternidad. “Existen momentos en los que piensas: ‘¿qué he hecho con mi vida? Pero, cuando el niño sonríe, se te derrite el alma y compensa todo lo anterior’”.

Cree que todos los hombres y las mujeres deberían contar el papel de ser padre o madre tal y como es y no contar solamente la parte buena.

Además, en el mismo photocall, la presentadora ha comentado que no le importaría seguir ampliando la familia: “si me salen niños tan buenos y monos como mi Cayetano, claro que no me importaría tener más hijos”.

Continúa leyendo