Noticia viral

Expulsan a una familia de una avión porque su hija lloraba

Cada vez son más los casos que salen a la luz sobre decisiones drásticas en el personal de los medios de transporte cuando un niño que está a bordo llora.

El tema de los viajes con niños es algo que habitualmente nos inquieta. A menudo, encontramos historias de personas que no entienden que los niños son solo niños y que lloran y es normal. Que no guardan ningún tipo de paciencia si los peques tienen una rabieta en pleno viaje en avión o en tren y, lo que es más preocupante, ha llegado un punto en el que los padres nos podemos llegar a sentir culpables de lo que está pasando.

Acabamos de conocer otra historia indignante que demuestra que la sociedad todavía no está preparada para todo.

Vuelo Chicago-Atlanta de la compañía Southwest Airlines el pasado miércoles. Todos los pasajeros comienzan a embarcarse antes de despegar y, entre ellos, se encuentra una familia con su hija de dos años (sabemos que los niños pasan una época difícil cuando tienen dos años y, además, tienen que lidiar con las rabietas y su falta de fuerza para controlar sus impulsos y su frustración). La niña tiene una rabieta fruto de su deseo de ir sentada en las piernas de su papá en lugar de ir sentada en su asiento.

Después de que los pasajeros se irritasen, una azafata llega y les pide a los padres que hagan callar a su hija. El padre le pide dos minutos para poder hablar a solas con ella y tranquilizarla mientras que la azafata usa esos dos minutos para avisar a otro compañero y volver al asiento del matrimonio para decirles que, desgraciadamente, tienen que abandonar el avión.

Y es aquí donde comienza el vídeo que ya se ha hecho viral en redes sociales. Una de las pasajeras de ese mismo vuelo, enfadada por la escena que estaba presenciando, decidió filmar todo lo que estaba pasando a partir del momento en el que comunican al matrimonio que tienen que abandonar el avión. Según ha declarado Alexis Armstrong, la pasajera que grabó todo, al medio INC, la niña se alteró tres minutos solamente.

En el vídeo se puede ver perfectamente cómo la azafata se dirige a ella misma y a otra pasajera que estaba defendiendo a la familia para decirles que, como no se callasen, serían las siguientes en ser expulsadas del vuelo. “Tenemos autorización para despegar. Lo que estáis haciendo no sirve para nada. ¿Queréis ir a Atlanta? La decisión ya está tomada”, espeta uno de los miembros del equipo de vuelo.

Así lo vivió Alexis según el texto que ha adjuntado en el vídeo compartido en Facebook:

“#SouthWest #shame #on #you #SouthWest #Airlines echó fuera del avión a un hombre y a su hija de dos años porque esta tenía miedo y no quería sentarse en su propio asiento… pidió a la azafata unos minutos para calmarla. Ella se fue lejos y llamó a otras personas para echarlo del avión. La niña ya estaba tranquila y sentada en su propio asiento. El Capitán después habló por el intercomunicador para avisar de que volvíamos a la puerta de embarque porque había un problema con el servicio al cliente. Después me dijeron que dejase de grabar y que este tema no me importaba y que tanto yo, como otra mujer que estaba hablando, seríamos las siguientes en ser echadas del avión. La azafata vino a decirme que mandase callar a la persona que estaba a mi lado. Nadie a mi alrededor quería saber nada sobre la situación.”  

Continúa leyendo