Vídeo viral

Vas a llorar: el gesto de una madre al ver que nadie quería bailar con su hijo

Después de quedarse sin pareja, este pequeño de 5 años estaba muy triste. Su madre fue la encargada de convertir este día en uno de los mejores de la vida del pequeño.

El instinto maternal aparece en los momentos más oportunos. Este es el caso de Tabata Tavares, una madre brasileña que asistió a la graduación de su pequeño de 5 años en un jardín de infancia de Bragança Paulista, en el estado brasileño de São Paulo.

El vídeo se volvió viral en Instagram debido al comportamiento de Tabata, quien al ver cómo su hijo no tenía una pareja de baile como el resto de sus compañeros, decidió subir al escenario para acompañarlo en este día tan especial para el pequeño de la casa.

El baile de esta madre con su hijo te derretirá el corazón
Fuente: Instagram (@empreendedorinfluencer)

En el vídeo se ve como los alumnos estaban bailando en el escenario, pero el pequeño Davi Lucca no tenía pareja. El encargado de grabar la coreografía era el padre, quien se percató de que su hijo estaba bailando solo. A pesar de que Davi intentó realizar los movimientos solo, no era capaz. Momentos después de empezar el baile, el pequeño se entristece por no tener pareja. 

Es aquí cuando entra en acción su madre. “Yo estaba frente al escenario animándolo para que fuera con sus amigos, para que siguiera bailando, pero hizo un puchero y yo sabía que iba a empezar a llorar. Le pedí a la coordinadora que fuera por él y ella me lo trajo para consolarlo”, declara Tabata al medio brasileño G1.

El amor de una madre es muy poderoso

En el vídeo observamos como la coordinadora de la coreografía se encarga de llevar a Davi a un lado del escenario. En ese mismo momento su mamá decide subir para bailar con él. Lo mejor de todo esto: que la madre no tenía ni idea de la coreografía que estaba interpretando su hijo. No se sabía ni un solo paso.

“No conocía ningún paso. Yo miraba a los niños y los imitaba. Todavía seguía diciendo que tenía que ir más rápido o más lento”, declara Tabata. Este gesto de su madre, transformó la tristeza del pequeño Davi en una alegría inmensa. “Cuando terminó, me dió una sonrisa que valió la pena. No quería que quedara como un mal día para él. Dijo que yo era la mejor bailarina en el escenario y que era el mejor día de su vida”, declaró Tabares visiblemente emocionada en su entrevista con G1.

Los padres tenemos que estar ahí

Como padres, nuestro principal cometido es estar siempre ahí para nuestros hijos, de forma incondicional, con un amor que lo supera absolutamente todo. Somos los encargados de dar a nuestros hijos el apoyo que necesitan en cada momento de su vida, de transmitirles una serie de ideales y valores. Es nuestro cometido inspirar a los niños desde pequeños, tener un efecto positivo en sus vidas debe ser algo primordial para nosotros y a través de acciones como las de Tabata, demostramos nuestros sentimientos por ellos. 

Y sin duda el sentimiento más necesario es el amor. Un amor incondicional que debemos proporcionar a nuestros hijos. Se trata de un amor que no se puede comparar con ningún otro, un amor que supera cualquier barrera física, cualquier barrera mental. Pase lo que pase, el amor que sentimos por nuestros hijos nunca desaparecerá.

Continúa leyendo