Mascarillas

Grecia se equivoca y reparte mascarillas ''gigantes'' en los colegios

Las mascarillas gratuitas que el gobierno de Grecia ha repartido para frenar la propagación del coronavirus en la vuelta al cole se han vuelto virales en las redes sociales. ¿La razón? Las medidas son desproporcionadas y cubren no solo boca y nariz sino toda la cara del niño o adulto que se las ponga...

mascarillas gigantes para los niños
Fuente: @GerryGreek

La buena iniciativa del gobierno de Grecia de repartir a los estudiantes mascarillas gratuitas para la vuelta a los colegios, se ha visto comprometida por el mal diseño de las mismas. Resulta que las mascarillas fabricadas para niños y niñas son gigantes y les cubren toda la cara. El fallo se ha vuelto viral en redes sociales y la opinión pública se ha dividido entre aquellos que han decidido tomárselo con humor y los que se han visto obligados a criticar el fallo.

Ante la vuelta a las clases en medio de la crisis sanitaria por el coronavirus, el gobierno de Grecia había decidido proporcionar a todas las escuelas del país, mascarillas faciales gratuitas. El problema vino cuando el pasado lunes, primer día de clase para los estudiantes griegos, repartieron las mascarillas en las entradas de los colegios y encontraron que las medidas eran incorrectas hasta el punto de que ni a los adultos les quedaban bien, porque a todo aquel que se las probaba, le cubría la cara entera.

Después de repartir el primer lote de mascarillas, los funcionarios tuvieron que admitir el error ante los medios de comunicación. Yiannis Stathopoulos, dueño de una de las empresas textiles encargada de elaborar las 500.000 mascarillas explicó a la televisión Open TV que "el tamaño era demasiado grande desde el principio" y aseguró que lo único que hicieron fue respetar al pie de la letra las instrucciones indicadas por el gobierno.

Las mascarillas destinadas a niños menores de 10 años miden 10 por 18 centímetros, y las de los estudiantes de instituto 12 por 22 centímetros.

El viceministro de Salud, Vassilis Kontozamanis, dio la cara para explicar el según él 'malentendido' entre gobierno y empresa alegando que las medidas eran para la tela "previamente cosida".

Críticas y memes en redes sociales

A raíz del suceso, ciudadanos de todas partes del país heleno comenzaron a compartir selfies en la red social de Twitter para mostrar al mundo las dimensiones gigantescas de las mascarillas. No faltan tampoco los memes de sobra conocidos en la red social. Y es que algunos usuarios como @GerryGreek, han decidido tomárselo con humor, y aunque no sabe si "reír o llorar" dice "¡a ver si los padres van a recoger al niño equivocado!".

Hasta no tardó mucho en crearse en Twitter un grupo de nombre "máscaras paracaídas". Otros padres han decidido aprovechar el material para hacer una manualidad y recortar dos agujeros para que los niños puedan ver y así tener una careta con la que jugar y divertirse en casa. Eso sí, no para llevar al cole y menos aún para contener la propagación del coronavirus.

No todo es humor, también hay familiares decididos a denunciar lo sucedido, aunque el Ministerio de Salud de Grecia afirma que ya trabajan para arreglar el problema de las mascarillas cuanto antes. Un problema que Dora Bakoyannis, diputada del partido gobernante, tilda de fracaso 'catastrófico'.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo