Parto viral

'¿Hay un médico en el avión?' Una mujer da a luz en pleno vuelo

A pesar de ser poco frecuentes, existen los llamados partos en el aire. No es la primera vez que una madre de rompe aguas en un avión y en muchos casos, las aerolíneas dan como obsequio de nacimiento premios a las familias.

Romper aguas en un avión es más común de lo que parece. De hecho, en muchas ocasiones tanto padres como ayudantes en términos médicos son obsequiados con algún detalle por parte de la aerolínea, como por ejemplo vuelos gratis para toda la vida

Sin embargo, esta historia es diferente. Gracias a que en este vuelo había una doctora a bordo se pudo proceder a practicar un parto óptimo. Es más: la madre del recién nacido decidió elegir el nombre de la profesional de la medicina para su bebé, según la BBC. 

Médica a bordo

La doctora, llamada Aisha Khatib, que además también trabaja de profesora en la universidad de Toronto, se encontraba viajando en un vuelo de la aerolínea Qatar Airways cuando de golpe, escuchó una pregunta al aire: ¿Hay un médico a bordo que pueda asistir a un parto? Al responder al llamado, vio que había un grupo de personas alrededor de la paciente, por lo que asumió que quizás se trataba de una situación grave o crítica, como un infarto. Pero al acercarse y observar la escena, se dio cuenta que se trataba de un parto según informa la BBC. 

Con ayuda de la tripulación del vuelo, una pediatra y otro médico que se encontraban en el mismo vuelo, Aisha pudo recibir a la bebé y asegurar que madre e hija estuvieran sanas y estables. 

Las aerolíneas recomiendan no viajar en avión con más de 32 semanas de embarazo

A pesar de que el parto ocurrió en 2021, el mundo globalizado en el que vivimos ha ayudado a que la historia de Aisha de la vuelta al planeta volviéndose viral. De hecho, en una entrevista realizada por la BBC, al anunciar que había nacido una niña el avión entero rompió en aplausos y gritos de celebración. Además, según cuenta, la madre decidió llamar a su bebé Miracle Aisha en honor a ella, a lo cual la doctora le obsequió un collar que llevaba con su nombre escrito en árabe:

"Pensé en dárselo, para que así tuviera un pequeño recuerdo de la doctora que la recibió a 11.000 metros mientras volaban sobre el Río Nilo", explica.

Las aerolíneas recomiendan no viajar en avión con más de 32 semanas de embarazo, sin embargo, esta bebé nació de 35 semanas. Quizás fue esa diferencia de dos semanas la que hizo que la pequeña bebé naciese en el aire, nunca mejor dicho.

Continúa leyendo