Mamás famosas

Jennifer Lawrence ya es mamá

La actriz, ganadora de un Oscar por El lado bueno de las cosas, acaba de dar a luz a su primer hijo junto al galerista Cooke Maroney.

En las últimas noticias de actualidad en las que te contamos partos y embarazos de las celebrities, que no han sido pocas veces porque últimamente se acumulan, ya te dijimos que en cualquier momento se haría pública la maternidad de la actriz Jennifer Lawrence y así ha sido.

Jennifer Lawrence no suele compartir nunca detalles sobre su vida privada. Supimos de la boda por algunas fotos filtradas de las invitadas, y el año pasado conocimos su estación porque se publicaron fotos suyas paseando con una evidente barriga de embarazo. Ella no tiene ni siquiera perfil de Instagram oficial, así que era muy probable que tardáramos en conocer la noticia de su maternidad. 

Efectivamente, ha costado que así sea, pero TMZ, el portal especializado en sociedad estadounidense que suele enterarse de todo antes que los demás medios, ha dado la exclusiva del nacimiento del primer hijo de la protagonista de Los juegos del hambre junto a su marido, Cooke Maroney, director de una galería de arte en Nueva York.

Según la información publicada por dicho medio de comunicación, se desconoce el sexo del bebé, pero si tiene la confirmación del nacimiento del pequeño, que ha tenido lugar en el área metropolitana de Los Ángeles. Tampoco se conoce la fecha del parto, pero la noticia está corroborada gracias a que en esta zona de Estados Unidos existe un registro público, que es el que TMZ afirma haber consultado antes de publicar la noticia del nacimiento del primer hijo de la ganadora del Oscar. 

También publica TMZ, aunque esto sin confirmar ni pruebas visuales de ello, que en el mes de enero se celebró la baby shower de este primer embarazo de la actriz de 31 años junto a sus familiares y amigos más cercanos. 

Muy celosa de su intimidad

La última vez que vimos a la nueva mamá en público fue en un paseo junto a su marido antes de Navidad, y aunque llevaba un vestido holgado y cómodo, era evidente que se encontraba en la fase final de su embarazo. Antes tuvimos la misma percepción cuando la vimos en los actos previos al estreno de la última gran producción en la que ha trabajado, la película No mires arriba, donde también trabajan estrellas de Hollywood como Leonardo DiCaprio y Meryl Streep, entre otros. La cinta es una de las nominadas al Oscar a la mejor película en la ceremonia que tendrá lugar el próximo 27 de marzo en Los Ángeles (tiene 4 nominaciones en total).

Tardaremos mucho, seguramente, en ver la carita de su bebé, ya que su madre, además de no mostrarse en público apenas, también ha dicho en ocasiones recientes su deseo de proteger su privacidad. “Cada instinto en mi cuerpo quiere proteger su privacidad por el resto de sus vidas, tanto como pueda. No quiero que nadie se sienta bienvenido a su existencia. Y siento que eso comienza con no incluirlos en esta parte de mi trabajo”, dijo en una entrevista publicada el pasado mes de noviembre en la revista Vanity Fair.

También te puede interesar:

Continúa leyendo