La carta de un padre de un niño con autismo: “Mi hijo tiene autismo, no lepra”

2 minutos

La sociedad todavía tiene un montón de prejuicios que provocan que los niños con autismo no puedan integrarse con facilidad. Este es el caso de Reilly.

También te puede interesar: El “héroe” desconocido que logró calmar a un niño con autismo
Reilly autismo

Una de las luchas más duras de los papás de niños con autismo es la de conseguir que sus pequeños sean integrados en la sociedad como cualquier otro niño. Y esta es la lucha también del papá de Reilly, un niño autista de seis años.

Él mismo publicó en la página de Facebook que tiene dedicada a su pequeño una breve carta dedicada a todos los amigos con hijos de edad parecida a la de Reilly que organizan fiestas a las cuales no le invitan. Con una respuesta tajante y dura deja claro que su hijo es como cualquier niño, que no tiene nada diferente.

“Mi hijo tiene autismo, no lepra” es la frase más dura que hemos leído en la carta. La misma, ha sido compartida por su mujer en su cuenta de Twitter y ya ha superado los 3.000 retweets.

Además de eso, hace referencia a que es muy doloroso ver cómo todos los niños tienen fiestas infantiles y su hijo, debido a su autismo, no puede asistir a ninguna de ella porque nadie le invita nunca.

Pese a ello, su padre se siente muy orgulloso de él y pide, además, que en un futuro ni se molesten en invitarle.

Después de compartirlo, todo el mundo se ha solidarizado con los padres. “Qué afortunado es Reilly de tener un padre así” o “Es un rayo de sol”, son algunas de las repuestas que hemos podido leer.

En la actualidad, todavía existen un montón de prejuicios con respecto al autismo que provocan que los niños con este trastorno del desarrollo no puedan llevar una vida completamente normal e integrada con amigos y compañeros.

“He estado guardando esto algún tiempo, aquí va y te puede gustar o no. Mi hijo Reilly tiene autismo, no lepra; tiene seis años y me dirijo a aquellos que se hacen llamar amigos, y que tienen hijos los cuales celebran, también, fiestas infantiles. Nadie le ha invitado. Pensad en eso mientras os vais a la mierda, ¿os hacéis una idea de lo doloroso que puede llegar a ser?

Solo para que lo sepan, en un futuro ni se molesten, mi hijo no es el segundo plato de nadie porque para mí es menú entero.”

Etiquetas: cómo educar hijos, niño

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS