Reacciones infantiles

La divertida reacción de una niña al subirse a una atracción por primera vez

Cuando los niños descubren algo nuevo, tienen reacciones enternecedoras. No te pierdas la cara de esta niña al subirse a una atracción por primera vez.

Ya lo decimos siempre, Internet nos regala la posibilidad de ver momentos únicos gracias a que personas de todo el mundo los comparten a través de las redes sociales. Muchos de ellos tienen como protagonistas a los niños y es que… ¡Sus reacciones son de lo más tiernas! No es de extrañar que muchas de las grabaciones e imágenes en las que aparecen menores se conviertan en virales en poco tiempo. El caso de esta peque es un buen ejemplo de ello.

Una de las características que más identifican a los niños pequeños es su capacidad de asombro. Y es que, dada su inocencia y sus poquitos años de vida, pasan los días descubriendo cosas nuevas y sorprendiéndose hasta por los detalles más ínfimos.

Esta vez, hemos podido ver la graciosa reacción que ha tenido una niña al subir a una atracción por primera vez. Su cara lo dice todo.

Se trata de Lilly, una pequeña de dos añitos de Reino Unido que ha experimentado por primera vez lo que es la adrenalina. Su madre Shanice Budgeon, de 29 años, y su pareja, Aaron Caso, de 25, fueron a pasar un día al parque de atracciones Gulliver’s World.

En el parque, es conocida como la mejor atracción el barco pirata, y por ello los padres de Lilly decidieron que podrían subirse los tres en ella y grabar la reacción de la niña.

Ahora, la grabación compartida en la red ha dado la vuelta al mundo por el gracioso cambio de la cara de la peque cuando la atracción se pone en funcionamiento. De hecho, se aprecia a la perfección: la niña empieza el viaje sonriente y contenta, pero cuando el barco comienza a tener un mayor movimiento, cambia de un segundo a otro, y su cara de tensión no puede ser de lo más enternecedora.

No obstante, tras ver el vídeo, podríamos pensar que la niña no lo disfrutó en absoluto, pero lo cierto es que Lilly quiso subirse de nuevo después de ese pequeño susto. Por eso seguramente será un día que ella y sus padres recuerden siempre, o al menos una anécdota que no olvidarán.

Continúa leyendo