Lenguaje de signos

La historia de esta chica con un niño sordo nos ha dado a todos una lección de la que deberíamos aprender mucho

El vídeo que ha compartido en TikTok está dando la vuelta al mundo por la forma tan clara y resumida con la que muestra la importancia de que todos sepamos lenguaje de signos para incluir a las personas sordas en la sociedad.

Sin comerlo ni beberlo, Belu, más conocida en redes como @santobelen_ se ha convertido en toda una revolución en las rede sociales. Son muchas las personas que han aplaudido un vídeo que esta chica de apenas 20 años, de Vitoria, compartió de forma casi fortuita en su cuenta de TikTok.

tiktok video niño sordo
Fuente: TikTok

Lo que ella pretendía que fuese una anécdota más para sus seguidores se ha convertido en el ejemplo perfecto para explicar al resto del mundo por qué todos, pequeños y mayores, deberíamos saber comunicarnos con lenguaje de signos. Sobre todo, a la importancia de hacerlo para poder hacer un poquito más sencilla la vida a los niños que, como el que ella ya define su ‘amigo’ sean un poquito más felices cada día.

“Aprendí cada día una frase nueva”

La historia comenzó, tal y como ella se encarga de explicar a la perfección en su vídeo de apenas un minuto, cuando cambió de pasó camarera a vender chuches en una tienda cercana a dos coles. “Mis jefes me avisaron de que aquí se robaba mucho, sobre todo cuando los niños salen del cole, así que yo no les quitaba ojo de encima para evitarlo”, expone.

Sin embargo, hubo uno que le llamó la atención desde el primer día: “Había un niño que me miraba más que los demás, así que le prestaba especial atención porque pensé que quería que me despistase para llevarse algo”. Lo que ella no sabía, y descubriría más tarde, es que el niño era sordo y la miraba más que los demás porque, al llevar mascarilla, no podía saber si ella le estaba diciendo algo o no (claro, ella no paraba de mirarle a él).

“Me di cuenta cuando se acercó a pagar y le vi el aparatito de la oreja”. Así que Belu, aprovechando sus pocos conocimientos de lenguaje de signos, signó un ‘gracias’ para el niño, que él devolvió con un ‘de nada’: “Vi mucha, mucha emoción en sus ojos”, cuenta la joven.

Solo por la emoción merece la pena aprender a signar

Y fue, precisamente, esa emoción la que llevó a Belu a aprender una frase al día para podérsela decir al pequeño cuando fuese a comprar chuches al salir de clase: “Cada día aprendía una frase nueva”. La primera fue “hola, ¿qué tal?” (lo único que la chica sabía decir con sus pocos conocimientos de lenguaje de signos).

El niño, viendo que cada día le signaba una cosa diferente, le preguntó con la boca si era sorda, así que ella aprendió a decir en lenguaje de signos “no soy sorda, soy oyente” y “Yo no sé signar pero quiero aprender por ti”. Fue esa última frase a la que encendió aún más de emoción los ojos del chaval.

La gran lección que ha dado la vuelta a las redes

“Tiene que ser muy guay ser un niño de siete años y que la chica de la tienda de chuches a la que vas todos los días te diga algo en lengua de signos”. Así acaba el vídeo de Belu, con una lección que ya ha dado la vuelta a las redes sociales y que ha merecido los aplausos de anónimos y famosos que alagan cuanto menos el gesto que ha tenido con el que ella ya considera ‘su amigo’.

La importancia de saber signar

Después de la lección que nos ha dado este vídeo viral, creemos que no hace falta explicar mucho más por qué es necesario que los peques aprendan lenguaje de signos, tal y como aprenden inglés o francés.

Además de fomentar la educación inclusiva, signar con los bebés hace que entiendan antes el acto de la comunicación, reforzando su autonomía y aprendiendo a expresar sus emociones y sus necesidades mucho antes de empezar a hablar.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo