Nacer en tiempos de coronavirus

Nacimientos en tiempo de coronavirus: así han conocido estos abuelos a su nieta

Sin duda, estar embarazada ahora conlleva preocuparse por más razones por las que en otros momentos no se tendrían en cuenta. Pero esta madre ha sabido conmovernos a todos con un vídeo y con unas bonitas palabras pidiendo disculpas a la abuela de la niña.

abuelos y bebe
Fuente: Instagram @saraguchi84

Dar a luz en tiempos de coronavirus tiene que ser toda una experiencia de emociones en la que la incertidumbre está presente inevitablemente. Tanto por la salud de la mamá y el bebé y por las circunstancias del parto, como por esos momentos posteriores que son tan esenciales como los primeros...  Las embarazadas tienen que superar el nacimiento, pero también el no estar rodeadas de sus seres queridos para recibir cariño y poder presentarles al pequeñín recién nacido. ¡Pero eso no significa que cuando llegue la hora de conocerse no sea tan emocional como si hubiera sido en el hospital!

En estas condiciones, la enfermera Sara Guchi ha compartido su propia historia en su cuenta de Instagram con un vídeo muy emotivo acompañado de unas preciosas palabras dedicadas a su madre con las le pide perdón. La mujer, ahora mamá de su tercera hija, presentó a la niña a sus abuelos a través de la ventanilla del coche.

La publicación se ha convertido en viral y muestra a la abuela –protegida con una mascarilla- mirando emocionada a su nieta. Y es que, a pesar de tener la cara cubierta, su alegría y emoción son demasiado apreciables en la breve escena. “¡Ay, mi chiquitina! ¡qué preciosa es! ¡y no la puedo tocar, ni besar ni nada!”, se oye decir a la abuela impresionada.

Pero lo más emocional de este post que está circulando por las redes es su descripción. Sara escribió una carta a su madre a modo de disculpa por no avisarla cuando fueron al hospital. Leerla conmueve a cualquiera y empieza así: “Me perdonarás que no te llamara para decirte: “mamá nos vamos al hospital, estoy de parto!!! Sabía que de haberlo hecho te hubieses pasado la noche en vela, dándole mil vueltas a la cabeza y sufriendo por la situación que podríamos estar viviendo en el hospital con la que está cayendo, y conociéndote, seguro que muerta del miedo por nosotras. Perdóname, pero quería evitarte ese mal trago.”

Esa es la razón por la que el vídeo se inicia con la abuela de la pequeña gritando un “¡Ay, no me digas! ¿Cuándo ha nacido?”. No tenía ni idea de que su tercera nieta ya había llegado al mundo.

La crisis del coronavirus nos está dejando con multitud de momentos como estos que son de lo más sentimentales. Porque, estemos confinados o no, el mundo continúa en movimiento, bien lo saben las mujeres encinta. Por eso, durante las últimas semanas no hemos dejado de ver numerosas publicaciones sobre este tema: desde matronas tranquilizando a las que van a dar a luz estos días, hasta mensajes de ánimo de las mamis famosas para todas las embarazadas.

Y es que, es tiempo de mantener la calma y el positivismo, así que se agradece que muchas personas estén compartiendo sus momentos más personales que llenan de luz estos días. Ejemplo de ello, el de Sara, esta enfermera madre de gemelos, ahora también de una niña que ha nacido en perfecta salud. Aquí puedes leer la carta entera, no deja indiferente a nadie:

A ti, mamá:

Me perdonarás que no te llamara para decirte: “mamá nos vamos al hospital, estoy de parto!!!”. Sabía que de haberlo hecho te hubieses pasado la noche en vela, dándole mil vueltas a la cabeza y sufriendo por la situación que podríamos estar viviendo en el hospital con la que está cayendo, y conociéndote, seguro que muerta del miedo por nosotras.

Perdóname, pero quería evitarte ese mal trago.

Mamá, India llegó al mundo rodeada de amor, pero no hubo visitas, no hubo globos ni bombones, no pudiste sentarte a los pies de mi cama para hablar sobre cómo había ido, no tuve tu abrazo, ni ella tuvo tu beso.
Me moría de ganas de explicarte que conseguimos ese parto natural que tanto soñaba, quería explicártelo todo, quería que te sintieras orgullosa de mí, tantas veces que te había preguntado, mamá tanto duele? Y siempre me respondías lo mismo, “mucho, pero ese dolor se olvida”, y ahora que por fin se lo que tú sentiste, no puedo compartirlo contigo como me gustaría.

No has podido tener la foto de esa primera vez con tu nieta en brazos, sigues sin saber cómo de suave es su piel, ni a que huele, créeme mamá, esta niña es de terciopelo.

Este virus nos ha robado muchos momentos, por ello quise daros esta sorpresa a la salida del hospital camino a casa.

Quise que al menos pudierais conocerla dos minutos, me conformaba con bajarais a vuestra portería y mostraros a vuestra nieta detrás de esas mascarillas y a través de una ventana sin poder tocarla.

No puedo veros las caras, pero se que papá y tu estáis sonriendo, no sois capaces de hablar sin tragar saliva, y las lágrimas en los ojos os delatan.

Nunca en la vida me hubiese imaginado que sería así, nunca en la vida pensé que algo tan frío pudiera llegar a ser tan sumamente íntimo y cercano, he aprendido que los besos y los abrazos también pueden darse a través de la mirada.

Mamá ese abrazo llegará, y todo lo que estamos viviendo nos servirá para valorarlo mucho más, llegará ese beso, esa caricia y podremos llenar nuestra caja de recuerdos de todas esas primeras veces, solo tenemos que esperar un poquito más.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo