La reacción más tierna

La increíble reacción de un niño de 3 años al ver a sus padres por primera vez

Jaxon Emberton con tan solo 3 años ha tenido que someterse a varias intervenciones debido a su enfermedad. Ahora, ha podido ver por primera vez a sus padres gracias a unas gafas especiales para ello. Su reacción se ha vuelto viral y no puede ser más tierna.

Se trata de Jaxon Emberton, un peque de 3 añitos que nació padeciendo síndrome de DiGeorge, una anomalía cromosómica que provoca que varios sistemas del cuerpo tengan un desarrollo deficiente. Por eso, cuando ha podido ver a sus padres por primera vez, la reacción ha sido increíble, y su gran sonrisa lo ha reflejado por completo.

Los padres del niño, Charles Emberton y Cassie Booth, no tenían conocimiento de que padecía esta enfermedad, por lo que no tampoco sabían que su hijo no podía ver bien su alrededor. Fue este el motivo por el que encargaron unas gafas específicas para su afección.

Cuando por fin las recibieron y el pequeño pudo probárselas, los padres grabaron el momento, y este no puede ser más enternecedor. De hecho, al compartirlo en redes sociales, se ha convertido en viral.

En la grabación podemos ver como el padre le coloca las lentes, y después de unos segundos de adaptación, se aprecia como el pequeño reconoce a sus padres, y es que, la sonrisa que se refleja en su cara es de lo más real.

Cassie, la madre, escribió así en la publicación: “Mi corazón ha estado roto durante semanas desde que nos enteramos. ¡Hoy Jax tiene sus lentes! ¡Y por primera vez, puede ver su entorno! ¡Mi corazón está tan lleno ahora mismo!”.

 

Dada la enfermedad que sufre Jaxon, tuvo que someterse a su primera cirugía a corazón abierto con tan solo 11 días, y la segunda, a las seis semanas. Además, tuvo que pasar 255 días hospitalizado y tal y como han comunicado los médicos a sus padres, deberá pasar por dos cirugías más en el futuro. Asimismo, también tuvo que someterse a una traqueotomía porque el pequeño no era capaz de respirar sin un respirador.

No cabe duda de la fortaleza de este pequeño, por eso esperamos que todas sus intervenciones pendientes finalicen con éxito y, en especial, que siempre mantenga su gran sonrisa por encima de todo.

Continúa leyendo