Ingenio infantil

La multa de un niño a un coche mal estacionado que se ha hecho viral

Qué importante es ser un buen ejemplo para los más pequeños. Solo hay que ver casos como este para darse cuenta de lo grandes observadores que son los niños.

No es extraño para nadie que los peques nos sorprendan con sus ocurrencias. Y es que, además de tener una excelente capacidad de asombro, los menores también son muy buenos observadores. Y si no que se lo digan a este niño de Cádiz que vio un coche mal estacionado y no se le ocurrió otra cosa que coger papel y boli y “ponerle una multa”. La Policía Local del lugar ha alabado su gesto en las redes.

“Policía Local. Multa de 2.000 euros. Adiós. Me llamo Martín”. Así se puede leer en la hoja de cuaderno que simula ser una multa para el coche mal aparcado que se encontró el pequeño en su ciudad.

Se llama Martín y es un niño gaditano que, al ver que había un coche estacionado incorrectamente, tuvo la idea de escribirle en un papel una sanción al dueño del vehículo. Una buena sanción, teniendo en cuenta que son 2.000 euros por haber estacionado mal.

Al llegar el hecho a manos de la policía de la localidad, ha decidido compartir la “graciosa” ocurrencia de este peque en su cuenta de Facebook, donde ha sido también compartida por otros usuarios y de la que se han hecho eco otros medios por la inocencia que desprende.

Así comentaba la Policía Local en la publicación: “Hasta los más peques son capaces de identificar cuando un vehículo 🚗🛵🏍está estacionado incorrectamente o en una zona no habilitada⛔”.

Por eso, también aprovechaba para recordar que todos debemos aprender de los pequeños y hacer un buen uso de la vía pública: “Aprendamos de nuestros pequeñ@s👦👧, seamos cívicos y comprendamos que el debido uso del viario público y más concretamente, de los aparcamientos, es cosa de todos.✅ Es importante aprender siempre de todo y de tod@s ✅pero si nuestros niñ@s 👧👦detectan este tipo de conductas y nosotros no somos capaces de verlo, algo estamos haciendo mal.🤔😔”.

Por último, también agradecía la acción del niño y dedicaba unas buenas palabras a los pequeños que en un futuro quisieran convertirse en agentes: “Nos alegra saber que desde una edad tan temprana ya hay personitas que desean de mayor ser Policías para servir a sus vecinos y mejorar la convivencia ciudadana.💙👮🏻‍♂️👮🏼‍♀️ Aunque ya os adelantamos, pequeños, que si algún día decidís ser Policías Locales habrá merecido la pena. 👮🏻‍♂️💙👮🏼‍♀️👏”.

Y es que, casos como estos nos sirven para hacer reflexión y tener en cuenta dos cosas: primera, que debemos hacer una buena utilización del viario público puesto que existen casos en los que resulta sancionable el estacionamiento (las sanciones van de los 80 a los 200 euros) y segunda, que siempre debemos ser un buen ejemplo para los más pequeños.

Pero ya no solo a los mandos de los vehículos, si no en cualquier aspecto de la vida. Los niños son como pequeñas esponjas que absorben y recogen de todo lo que les rodea. Y aunque a veces parezca que no se dan cuenta de ciertas acciones, los menores son verdaderos observadores de su entorno. ¡Seamos sus mejores modelos!

Continúa leyendo