Noticia viral

La petición de un niño ciego que deberíamos atender de forma urgente

“Para mañana mismo”. Esa es la urgencia con la que Romeo, un niño ciego de apenas cinco años, hace una petición a todos los supermercados. Y, la realidad, es que deberían hacerle caso.

En un mundo cortado a escuadra y cartabón las personas con algún rasgo que no corresponde a lo que creemos que es la normalidad lo tienen todo un poquito más complicado. Sobre todo, si hablamos de capacidades especiales que hacen que esas personas necesiten unas necesidades específicas que no precisa el grueso de la población.

rome
Fuente: @lucialovesromeo Vía: Instagram

Por eso, el trabajo del pueblo en general y de todas y cada una de las partes implicadas en que este mundo sea un poquito mejor deberíamos grabarnos a fuego la necesidad de hacerlo todo un poco más fácil para ellas. De conseguir que se adapten lo máximo posible y lo mejor posible a un mundo que, definitivamente, parece no estar hecho para cubrir sus necesidades, sino las de los demás.

Eso es, precisamente, lo que reivindica Romeo, un niño ciego de cuatro años, en un vídeo que su madre compartió en Instagram hace tan solo unos días y que ya ha dado la vuelta al mundo por la sinceridad de sus palabras y por el significado de estas.

En el vídeo, de apenas un minuto de duración, el pequeño destapa una carencia con la que, posiblemente, estén de acuerdo todas o casi todas las persona invidentes como él. Una de tantas que bien podría denunciar el pequeño.

La necesidad de adaptar los productos de supermercado

“Mamá, ¿sabes qué me gustaría?”, empieza el pequeño Romeo antes de hacer su reivindicación clara y directa a todos los fabricantes de alimentos: “Me gustaría que las tiendas y los supermercados pusieran el nombre de la lata en braille porque si no no lo puedo ver porque soy un niño ciego”, explica.

“Que lo pongan el día de mañana mismo”, termina diciendo muy tajante a su mamá, que asiente todas y cada una de sus palabras.

En la descripción que acompaña al vídeo viral, Lucía, la madre de Romeo, explica esto más detalladamente para dar visibilidad al problema y para que todos podamos entenderlo bien: “Imaginaos qué locura: un brik de vino es igual que uno de zumo (de piña, melocotón, manzana,…) y, a su vez, igual que el de caldo y también el de leche (entera, semidesnatada, desnatada,…) y así un sinfín de productos”, expone.

Tras sus palabras deja lugar a la reflexión con un sencillo: “Lo habíais pensado alguna vez”. Y hace un llamamiento a su comunidad de Instagram para etiquetar a las personas que deberían ver la petición de su pequeño.

Desde Ser Padres esperamos que el asunto, al menos, se ponga encima de la mesa. De momento, no sabemos si esas personas habrán escuchado a Romeo pero sí podemos afirmar que los usuarios de esta y otras redes sociales están haciendo lo posible porque solo en Instagram el vídeo reúne más de 182.000 likes.

Aquí te dejamos el momento completo:

Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo