En la red

La radiante sonrisa de una niña prematura que dio esperanzas a sus padres

Freya Vinje, la niña que supo dar ánimo a sus padres gracias a su deslumbrante sonrisa, espera a su tercer hermano

Sólo cinco días después de nacer, Freya, una niña prematura, fue capaz de esperanzar a sus padres y a muchos otros gracias a la gran sonrisa con la que logró posar ante la cámara de su madre.

Freya Vinje nació el Día de Acción de Gracias del año 2014. Y quizá no pudo llegar al mundo en fecha mejor. Bien es sabido que este día señalado es una festividad muy tradicional de Estados Unidos en la que tanto familiares como amigos se reúnen en torno a la mesa para degustar un buen banquete y, sobre todo, para brindar y dar las gracias por algún motivo especial.

Y los padres de esta risueña bebé tenían mucho que celebrar... Un nacimiento siempre es un momento de alegría, aunque en ocasiones la preocupación también puede estar presente. Esta pequeña nació de forma prematura pesando unos 1.7 kilos, lo que la llevó a tener que permanecer varias semanas ingresada en la unidad de cuidados intensivos.

Como en la mayoría de los casos de bebés prematuros, cada día que pasa es un gran acontecimiento. Y Lauren, la madre de Freya, decidió compartir una foto de la niña en el blog de maternidadBirth Without Fear”. La publicación obtuvo cientos de mensajes reconfortantes cada día que le mandaban apoyo, y más tarde, en ese mismo blog la madre también publicó su singular historia al completo.

Según contaba Lauren Vinje a diversos medios de comunicación como ABC News, el embarazo se estaba desarrollando con total normalidad. Sin embargo, en la semana 28 de gestación tuvo que ser controlado debido a la aparición de una preclampsia, un estado patológico de la mujer durante el embarazo que puede llegar a ser muy peligroso.

La preclampsia se caracteriza por un aumento visible y excesivo de peso, hipertensión arterial y por edemas. De no ser vigilada, podría conducir a un parto prematuro, generar complicaciones en el feto o incluso, provocar la muerte de la madre y/o el bebé.

Dado que tanto la madre como la hija corrían riesgo, el 27 de noviembre de 2014, Lauren fue sometida a una cesárea de emergencia, que con suerte fue un éxito. Cinco horas después de aquella intervención, la madre pudo abrazar por fin a su hija.

Desgraciadamente, esta complicada y preocupante situación la viven muchos otros padres en todo el mundo, que solo pueden superarla con positividad. Algo de lo que se encargó muy bien de hacer Freya, que la supo hacer llegar a sus papás gracias a la gran sonrisa que les regaló a los pocos días de nacer. La madre la capturó, se la mandó a su marido y después la envió al blog para ayudar a otros padres en la misma circunstancia, a seguir adelante.

Ahora, Freya es una niña muy sana de cinco añitos que comparte el amor de sus padres con otros dos hermanos. Aunque, según revela Lauren Vinje en su cuenta de Twitter, otro miembro de la familia está ya en camino.

 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo