Noticia viral

La reflexión de un entrenador de baloncesto para guardar respeto en los partidos de los niños

Si no puedes evitar gritar y abuchear en los partidos de tus hijos, deberías leer la maravillosa reflexión de este entrenador de baloncesto.

Parece que el comportamiento de los ultras de los equipos de fútbol ha traspasado fronteras y, ahora, los padres se han convertido en hooligans en los partidos de sus hijos. Son los llamados, nuevos padres tóxicos: aquellos que se sientan en las gradas del campo y se ponen a gritar, abuchear e, incluso, insultar a sus propios hijos, a los de los demás, al entrenador, al equipo contrario o al árbitro si no pita la falta que ellos consideran oportuna.

En un tiempo en el que estas escenas son más que habituales y que, incluso, han llegado a ser protagonistas de la suspensión de partidos de fútbol infantiles, hemos encontrado la maravillosa reflexión de un entrenador de baloncesto que, como muchos, también es padre. Las palabras de Frank Martin son una lección que debería hacer reflexionar a todos los que no se cortan cuando van a ver jugar a sus pequeños.

Si mi hijo no juega bien al baloncesto, le digo que hable con su entrenador”.

Él es consciente de ser un entrenador más que expresivo cuando está jugando su equipo pero que, cuando se trata de sus hijos, no abuchea, no agita los brazos ni tratar de entrenarlos.

Si después del partido, mis hijos me dicen que han jugado mal, yo les contesto: ¿por qué me preguntas a mí? Yo no llevo tus entrenos, pregunta a tu entrenador”. Además, afirma que les enseña a tener respeto por aquella persona que se encarga de que aprenda todo sobre el baloncesto: su entrenador. “Si hablas mal de tu entrenador, dejarás de jugar al baloncesto”.

Además, habla del apoyo parental. Según él, no reside en gritar desde la grada lo bien o lo mal que lo está haciendo el niño, si no en ayudarle a afrontarle y ayudar a levantarse.

Sin duda, algo que deberían escuchar todos los papás.

Vídeo: 4 películas para educar en el respeto

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo