Noticia viral

La respuesta que debes escuchar si no aceptas tu cuerpo tras dar a luz

Sabemos que el cuerpo de una mujer cambia tras dar a luz pero hay que aprender a aceptarse y quererse con todos los cambios porque son los más bonitos de la vida.

Cuerpo tras el parto respuesta

Cuando una mujer da a luz, su cuerpo se transforma. Los cambios que traen consigo tanto el embarazo como el parto hacen que nuestro cuerpo no vuelva a ser el mismo de antes de quedarnos embarazadas. Y, sin embargo, es el cambio más bonito que experimentaremos en nuestra vida porque trajo consigo la inmensa alegría de ser madres.

Estos cambios son las cicatrices que deja traer una vida al mundo y no hay nada más gratificante. Lo más importante que tenemos que aprender es a querernos tal y como somos. Tanto antes como después del parto, así como durante el embarazo.

Laura Mazza es madre de dos niños y bloguera. Hace unos días compartió en Facebook la maravillosa respuesta que le dio su marido después de que ella le dijese “este no es el cuerpo del que te enamoraste” rota y decepcionada al mirarse al espejo.

Y a nosotros nos ha enamorado su cuerpo y la contestación de su pareja:

“Le dije a mi marido: este no es el cuerpo del que te enamoraste.

El cuerpo del que él se enamoró estaba tonificado, tenía músculos, no había estrías en el vientre, ni en los pechos y ningún músculo separado.

El cuerpo del que él se enamoró encajaba en unos jeans ajustados, podía entrar a una tienda, coger cualquier talla y salir, sabiendo que le sentaría bien.

El cuerpo de ahora no podría comprar en esas tiendas y casi siempre usa leggings. El cuerpo de él se quedó igual pero el mío cambió en todos los sentidos. No es justo…

Me paré frente a él, agotada y rota, las lágrimas brotaron de mis ojos. ‘Este no es el cuerpo del que te enamoraste’. Él dijo, ‘tienes razón. No es el cuerpo del que me enamoré’.

En cambio, es un cuerpo que crió a nuestros hijos, alimentó a nuestros hijos, consoló a nuestros hijos, dio vida. Tu cuerpo es del que me enamoro todos los días.

No sabía qué era el amor hasta que vi este cuerpo y descubrí todo lo que era capaz de hacer, así que, gracias.

No te avergüences de lo que tienes, o del aspecto de tu madre, hay mucho tiempo para ponerte a dieta, ahora disfruta de los momentos que tienes y disfruta del hecho de que has hecho algo que justifica cada estría y cada hoyuelo.

Si necesitabas un recordatorio, este es el cuerpo que tienes ahora, vale la pena todo el amor y más”.

CONTINÚA LEYENDO