Lo que todos pensamos

La sincera respuesta del nieto de Raphael refleja lo que todos pensamos del coronavirus

Amelia Bono y Manuel Martos son padres de cuatro niños. La influencer, que suele publicar algunos de sus momentos en familia, esta vez ha compartido en Instagram un video que se ha viralizado por la gran naturalidad de su hijo. Aunque cualquiera puede pensar que el pequeño no debe expresarse así a su edad, seguro que más de uno ha pensado que razón no le falta.

Amelia Bono suele publicar en su perfil de Instagram publicaciones como influencer en las que habla de moda y belleza, pero también comparte algunas donde, con la espontaneidad que la caracteriza, muestra algunos de sus momentos familiares.

En esta última ocasión, se ha vuelto viral por un vídeo, pero esta vez gracias a su hijo Jaime, uno de los niños que tiene con su marido Manuel Martos y, por tanto, por eso es nieto de Raphael. El niño no ha podido tener una expresión de lo más natural y es que, al final simboliza lo que todos estamos pensando del coronavirus que tanto nos está causando.

Los niños tienen una inocencia innata y desde luego que una capacidad para absorber todo lo que escuchan increíble. La inesperada respuesta que ha tenido el pequeño nos lo demuestra.

Así ha sucedido la escena: “Jaime ¿qué has dicho?”, le pregunta la madre atónita por lo que había pronunciado el pequeño. Sosteniendo un libro y con toda la naturalidad del mundo, el niño le responde: “Que estoy del virus hasta los coj****”.

A lo que claro, entre indignación y con algo de risa, la madre inmediatamente le dice: “Pero bueno, eso no se dice, ¿quién te ha dicho eso?”. A lo que, a su vez, el pequeño, de nuevo con inmensa tranquilidad le contesta: “Mi padrino”, revelando así al verdadero responsable de que ahora conozca una nueva palabra.

 

Seguramente no hay quien vea el vídeo y no tenga la misma opinión acerca del virus que ya lleva más que demasiado tiempo entre nosotros. Es por eso que este pequeño momento se quedará bien guardado como anécdota, al menos para Amelia y sus seguidores.

Y aunque con alta probabilidad después se llevaría la correspondiente regañina por expresarse así, por una parte, razón no le ha faltado al pequeñín.

Continúa leyendo