Lactancia

Le pidieron que se cubriera para amamantar y su respuesta se hizo viral

Un hombre se acercó a la mujer y le pidió que se tapara para dar el pecho a su bebé. Su ingeniosa respuesta ha conquistado las redes sociales.

Foto: Facebook

La madre, que se encontraba de vacaciones en Cabo San Lucas (Baja California, México), estaba dando el pecho a su bebé de cuatro meses cuando un desconocido que estaba en el mismo restaurante que ella se acercó para pedirle que se cubriera mientras amamantaba porque le parecía grosero no hacerlo. Lejos de taparse el pecho como exigía el hombre, la reacción de la mujer ante la petición fue cubrirse la cabeza con un pañuelo.

La fotografía que retrata el momento fue compartida por una amiga de la familia de la afectada en Facebook. Su original respuesta no pasó desapercibida en redes sociales y rápidamente se hizo viral. La imagen fue compartida por miles de personas junto a mensajes de apoyo en defensa de la madre.

''¡Estoy en contra de las personas que avergüenzan a las mujeres por amamantar! Fue un hombre quien le pidió que se cubriera", Aclaraba la amiga de la familia en la publicación.

La madre, Melanie Dudley, de 34 años, explicó  a medios estadounidenses que habitualmente se cubre cuando da el pecho a su hijo en público por timidez. Sin embargo, ese día ''empecé a amamantar con el cubre lactancia y hacía mucho calor. Entonces decidí quitármelo y pensé: 'Estoy de vacaciones, no conozco a nadie aquí y estoy de espaldas al restaurante".

Amamantar en público es legal en México

A día de hoy, desgraciadamente, siguen siendo muchas las personas que consideran obsceno y fuera de lugar el acto natural de alimentar a un bebé en un lugar público, desprestigiando a las madres que lo hacen y exigiendo que se cubran.

A pesar de lo anterior, varias leyes vigentes en México fomentan la lactancia materna y castigan a quien insulte, denigre, intimide o acose a las personas que amamanten en público. De esta forma, el hombre que pidió a esta madre que cubriera su pecho estaría cometiendo una ilegalidad reconocida en su país.

Respuestas como las de esta madre nos parecen reseñables, ya que hacen que la persona que increpa algo tan natural como la lactancia quede en evidencia y pueda ponerse de manifiesto lo ridículo de ver algo inmoral o grosero en el hecho de alimentar a un bebé. 

Aroa

Aroa Calvo Rodal

Gallega y periodista. Amante de todo lo relacionado con el mundo de la comunicación, sigo aprendiendo día a día. Me encantan las tardes de cine, la música, viajar, leer, pasar tiempo con mis amigos y, sobre todas las cosas, el mar.

CONTINÚA LEYENDO