Estereotipos en los niños

‘Los niños también pueden ser princesas’: Un proyecto para luchar contra estereotipos

La fotógrafa profesional Kitty Wolf ha realizado varias sesiones fotográficas con niños vestidos de una manera muy especial para ellos: de sus princesas favoritas. ¿El objetivo? Derribar los estereotipos de género. Las imágenes, publicadas en redes sociales, han traspasado fronteras.

proyecto princesas
Fuente: Facebook Proyecto 'Boys Can Be Princesses, Too'

Cuando los más pequeños se disfrazan y eligen a sus personajes preferidos para caracterizarse echan a volar su imaginación, además de expresar su propia personalidad. ¿Qué hay de aquellos niños que quieren vestirse de personajes tipificados como niñas o de las niñas que optan por querer ser personajes en teoría destinados a chicos?

De esta idea nace el proyecto Boys Can Be Princesses, Too (en español, Los niños también pueden ser princesas) que tiene el objetivo principal de eliminar los estereotipos para conseguir que los niños jueguen convirtiéndose en lo que quieran.

Kitty Wolf es la fotógrafa profesional y autora de esta iniciativa que se creó en abril de 2019. Desde ese momento se han ido elaborando diferentes fotos de niños vestidos de sus princesas favoritas y hasta la fecha se han llevado a cabo siete sesiones fotográficas con nueve princesas (en ellas han participado dos parejas de hermanos).

Este trabajo fotográfico, que ha dado mucho de qué hablar, se origina porque esta fotógrafa -que trabajó en varias labores con niños- se dio cuenta de que a los chicos se les decía que las princesas eran solo para niñas y que vestirse como una les hacía parecer inferiores y no masculinos.

Tal y como ella cuenta al medio Parents, así describe una de sus experiencias en un colegio de preescolar: “Escuché a dos niñas que se burlaban de un compañero de clase por decir que estaba jugando como una princesa. Pude ver que le molestó. Les dije que todos podemos ser lo que queramos ser cuando jugamos y, tras eso, todos continuaron jugando. Sin embargo, esa situación se quedó conmigo por mucho tiempo”.

Y es que, parece ser que esa situación fue el desencadenante de este proyecto. En la web del mismo, Kitty explica su visión acerca de este tipo de circunstancias:  

“Ponerse un vestido de princesa no hace que un niño sea una niña, como tampoco ponerse un caparazón lo convierte en una verdadera Tortuga Ninja. Cuando digo "puede ser una princesa", quiero decir que puede ser una princesa cuando juega, de la misma manera que puede ser un superhéroe, aunque ninguno de ellos es literalmente posible por definición. Simplemente siento que la imaginación de un niño no debe estar limitada por su género”.

proyecto princesas
Fuente: Facebook Proyecto Boys Can Be Princesses, Too

La fotógrafa también explica que su proyecto está subvencionado por aportaciones de particulares y, por eso, en su página web y en la publicación de Facebook anima a todos aquellos que quieran colaborar a contribuir con donaciones a través de una cuenta de GoFundme para expandir más su propuesta.

A pesar de ser consciente de que este tipo de trabajos genera tanto admiración como rechazo, la artista decidió publicar las imágenes y ahora se han vuelto virales en Facebook. Hasta tal punto que se ha visto sorprendida por el gran alcance que han tenido. También desde la página que administra en la misma red social, alienta a los padres que tengan a niños amantes de las princesas a que se unan al grupo de Facebook que también ha abierto. Un grupo privado de apoyo para publicar fotos, hacer preguntas y participar en debates.

Como decimos, tanta ha sido la repercusión, que multitud de medios se han hecho eco del trabajo de Kitty, llegando incluso a la  televisión. El programa The Jam TV Show en Chicago le ha concedido una entrevista para hablar del ya conocido proyecto Boys Can Be Princesses, Too.

'Boys Can Be Princesses, Too' en televisión

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo