Cesáreas y cicatrices

Madre de trillizos reivindica sus cicatrices y marcas tras la cesárea

El parto múltiple ha modificado su abdomen por completo, pero esta madre ha querido homenajear las marcas que la incisión quirúrgica ha dejado en su cuerpo tras dar a luz.

Tras haber dado a luz a trillizos, el cuerpo de Desiree Fortin cambió por completo. Lejos de avergonzarse de las marcas resultado de la cesárea, esta madre de San Diego ha decidido rendirle homenaje a sus cicatrices y mostrar la realidad detrás de un parto múltiple.

Aprovechando que abril es el mes de concienciación sobre las cesáreas, Fortin ha querido compartir en su perfil de Instagram la cicatriz de su cesárea junto a un emotivo texto.

''Cuando descubrí que estaba embarazada de trillizos, sabía que probablemente me realizarían una cesárea (…) Por alguna razón, algunas personas tienen la idea de que una cesárea es la "salida fácil". (…) Una incisión no te hace menos madre. Todos los nacimientos son una representación del amor verdaderamente innegable para nuestros hijos. Y eso es lo que deberíamos honrar: el hecho de que, independientemente de nuestra experiencia de nacimiento, somos madres.’’

Son muchas las ocasiones en las que imperan los estereotipos y los estigmas sociales acerca de las cesáreas. Todavía hay gente que cree que se es menos madre por dar a luz a un hijo mediante cesárea. Sin embargo, esta intervención quirúrgica es una de las prácticas de parto más normales y utilizadas en el mundo.

En el caso de Desiree Fortin, la necesidad de realizar una cesárea era mucho mayor al tratarse de un parto múltiple de trillizos, en el que los riesgos aumentan. Para esta madre, la cicatriz representa la esperanza, la vida, la fortaleza y su capacidad de superación. Es decir, una marca que refleja su camino para traer al mundo a sus tres hijos.

''Mi infertilidad, mi útero roto y el dolor de no tener hijos cambiaron el día en el que di a luz a mis trillizos. Esa cicatriz no es de decepción y fracaso. No me avergüenzo de ella. Es una cicatriz que cuenta una historia. Una historia que retrata la esperanza. Es una cicatriz que muestra el poder y la fuerza que tomó mi pequeño cuerpo para cargar a tres bebés a la vez. Es un recordatorio de que podría haber muerto después de las complicaciones después de mi cesárea, pero en cambio, Dios me dio vida. Es una cicatriz que siempre elegiré amar y abrazar porque fue mi camino para traer a mis bebés a este mundo'', dice Fortin en el texto que acompaña a la imagen en la que muestra su cicatriz.

Reivindicación a través de redes

Sin embargo, las publicaciones de Desiree Fortin sobre las consecuencias de su parto múltiple no son algo aislado. Esta madre refleja día a día a través de su cuenta de Instagram fotografías de su vida en familia y la evolución y cambio de su abdomen tras dar a luz a sus tres hijos.

''Para aquella madre que llevó un bebé dentro: Eres una mujer poderosa. Tu cuerpo puede haber cambiado, pero está cubierto de belleza’’, escribe en uno de sus posts.

Además, a través de redes sociales relata también su propia historia y vivencias personales:

''Cuando descubrí que estaba embarazada de trillizos, ¡una de las primeras cosas que hice fue buscar mujeres embarazadas con trillizos en google! Recuerdo que me preguntaba cómo mi pequeño cuerpo podría llevar a 3 bebés a la vez. (…) Mi primer médico recomendó una reducción selectiva. Me dijo que tendría un embarazo sin éxito porque era demasiado delgada, no era lo suficientemente alta y nunca había tenido un hijo antes. (…) 

Las semanas pasaron y mi cuerpo se estiró y estiró. Sabía que mi cuerpo se estaba transformando en algo nuevo y no sería lo mismo que antes. Y ciertamente lo hizo. Mi estómago está cubierto de piel floja suelta y estrías. Me he tomado un esfuerzo diario para cambiar mi perspectiva y ver la belleza que está ante mis ojos’’, explica Desiree.

Continúa leyendo